Navantia presentará en abril una oferta para la construcción de once buques para la Armada de Brasil


Navantia está preparando una oferta para cubrir un primer concurso de la Marina Brasileña (MB), que constaría de un navío AOR, cinco fragatas y cinco patrulleros de altura. Para concurrir, se adaptarían a las necesidades de Brasil los ya comprobados diseños del AOR Cantabria, las fragatas F-100 y los patrulleros BVL. Esta importante oferta se presentara al Gobierno de Brasilia justo antes de la importante feria de Defensa LAAD 2011, que se celebrara en Río de Janeiro del 12 al 15 de abril, y en la que la empresa española estará presente.
En diciembre de 2008, el entonces presidente Lula firmaba el Plan de Articulación y  Equipamiento de la MB (PEAMB), que prevé dotarse con 2 portaaviones, 5 submarinos nucleares, 15 convencionales, 4 navíos anfibios, 5 navíos auxiliares petroleros y de reabastecimiento AOR (Auxiliary Oiler Replenishment), 30 fragatas y 62 patrulleros de altura. Tras ser elegida directamente la oferta gala para dotar de submarinos a la MB, queda todavía un amplio mercado al que concursan solo unas pocas empresas, incluida la española.
La Marinha de Brasil sustenta su poder naval alrededor del NAeL São Paulo (ex Foch francés) y un reducido número de escoltas de origen británico. Tras la baja del D27 Pará, de la clase García, despliega un homogéneo núcleo de 6 fragatas Niteroi modernizadas bajo el programa ModFrag (F40 Niteroi, F 41 Defensora, F 42 Constituição, F 43 Liberal, F 44 Independência y F45 União) y 3 fragatas Tipo 22 Batch 1 (F46 Greenhalgh,  F48 Bosísio y F49 Rademaker). La componente de submarinos se sustenta en 5 de la clase 209/1400, siendo el último, el S34 Tikuna una versión alargada. Es durante el gobierno del Presidente Luiz Inácio Lula da Silva que promulga un plan de desarrollo de 30 años, denominado PAEMB (Plano Articulação e Equipamiento da Marinha do Brasil), que contempla la fabricación de submarinos y fragatas, además del primer programa de modernización de los 209.
Una vez entregadas en abril  las distintas ofertas,  que deberán contemplar  acuerdos de cooperación entre países, se espera tenga lugar la adjudicación del contrato  en el 2012. La Marina brasileña conoce ya el potencial de los barcos  de Navantia. En febrero, coincidiendo con la botadura buque anfibio Canberra, para la Armada de Australia, la empresa española invitó a una delegación militar de Brasil, que pudo  comprobar el potencial de la fragata F-100 y del Juan Carlos I.  El principal valor anadido de la empresa española es que sus barcos ya están en servicio y probados,  además de la capacidad y disposicion de Navantia para adaptarse a los requerimientos del cliente.

Fuente: Defensa.com