Puesto a flote el cuarto buque de acción marítima para la Armada


La botadura se produce tres días después de que el Consejo de Ministros inicie los trámites para la preparación de un nuevo programa de Buques de Acción Marítima, que prevé la construcción de cinco nuevos buques

Se ha puesto a flote el buque de acción marítima P-44 `Tornado´, en un acto al que asistió la ministra de Defensa, Carme Chacón. La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha sido la madrina de la ceremonia, que se celebró en los Astilleros de NAVANTIA de San Fernando (Cádiz).
Al acto han asistido, entre otros, el Jefe del Estado Mayor de la Armada, Almirante General Manuel Rebollo García, el Presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Enrique Martínez Robles, el Alcalde de San Fernando, Manuel María de Bernardo, el Director del Astillero de San Fernando, Fernando Miguélez García y el Presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán.
El ‘Tornado’ es el cuarto buque de acción marítima (BAM) que NAVANTIA está construyendo para la Armada Española. Estos buques serán fundamentales para llevar a cabo operaciones de rescate y salvamento, vigilar y controlar el tráfico marítimo, preservar nuestro patrimonio medioambiental y cultural y combatir la piratería.
El Consejo de Ministros inició el pasado viernes los trámites para la preparación de un nuevo programa de Buques de Acción Marítima, basado en la experiencia acumulada en el primer programa. El segundo programa BAM prevé la construcción de cinco nuevos buques: tres en versión ‘patrullero’, similares a los desarrollados por Navantia en el primer programa; uno para misiones de salvamento y rescate, y un quinto buque en versión de investigación oceanográfica.
La ministra de Defensa ha destacado hoy que, con la construcción de estos buques, se está dotando a la Armada española de mayores capacidades, al tiempo que se fortalece la industria naval y la creación de riqueza y empleo en España.
Además, ha señalado que el programa de los primeros cuatro BAM no sólo ha sido beneficioso para la Armada, sino también un éxito para la industria española y un formidable impulso para la Bahía de Cádiz, ya que su construcción ha generado más de 6.000 empleos directos e indirectos.
Los buques de acción marítima ofrecen altas prestaciones y gran versatilidad. Tienen 93,90 metros de eslora, 14,20 de manga, 8.000 millas de autonomía a 15 nudos y una velocidad máxima de 20,5 nudos. Desplazan 2.575 toneladas y llevan una dotación de 35 personas, pudiendo embarcar otros 35.

Fuente: Armada Española