Tras la firma con Embraer, Fadea invierte $ 82 M para modernizar la planta


La compañía brasileña comprará como mínimo 180 conjuntos de componentes del avión KC-390 a lo largo de 10 años, generando más de u$s 75 millones de facturación. La Nación aportará $ 60 millones para incorporar tecnología.

En Río de Janeiro, directivos de la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín” (Fadea) y los ministros de Defensa de Argentina y de Brasil, Arturo Puricelli y Nelson Jobim, firmaron un acuerdo por el cual se pondrá en marcha un amplio proceso de inversión y desarrollo para fabricar y proveer aeropartes a Embraer, lo que le permitirá a la empresa nacional insertarse de lleno en el mercado aeronáutico internacional, de la mano de la tercera fabricante de aviones del mundo.
Este contrato se trata de un hecho inédito e histórico en los casi 84 años de existencia de la fábrica, ya que por primera vez la planta cordobesa exportará la producción en serie de piezas para un nuevo avión que se comercializará a nivel mundial. Así, se asegura trabajo e ingresos genuinos por lo menos hasta el año 2025.
Embraer se comprometió a comprar por el lapso de 10 años, entre 2015 y 2025, un mínimo de 180 conjuntos de componentes del nuevo avión KC-390, con el que la empresa brasileña busca competir en el segmento de los aviones de transporte de gran porte de uso militar y civil.
El acuerdo prevé una facturación del orden de u$s 75,3 millones y representa un desafío trascendente, ya que requerirá de la capacitación de los recursos humanos (hoy, 1.100 empleados), la contratación de nuevo personal al momento de plena producción, una fuerte inversión en máquinas y equipos que supera $ 82 millones, mejoras en las instalaciones, revisión de los procesos productivos y de gestión y el desarrollo de los utilajes necesarios para la producción, según explicaron de Fadea. En ese sentido, agregaron que “la gestión de compra de la nueva maquinaria y las mejoras en la planta ya están en marcha y se financiarán con una capitalización especial ya dispuesta por el Ministerio de Defensa, de 60 millones de pesos, a lo que se sumarán otros 22 millones de pesos de fondos propios resultado de las utilidades de los ejercicios operativos 2010 y 2011”.
“Este acuerdo reúne a centros de aviación en ambos países y abre excelentes posibilidades para la recuperación argentina nueva empresa e incrementar la relación comercial entre estos dos países más grandes de la región”, dijo Jaime Saiegh, presidente de Fadea.
“La participación de Fadea en el KC-390 fortalece la cooperación entre las bases industriales y tecnológicas para la defensa de ambos países, en estrecha alineación con la Estrategia de Defensa Nacional (NRS)”, dijo Luiz Carlos Aguiar, presidente de Embraer y Defensa de Seguridad.
El compromiso exige alta tecnología en desarrollo de materiales, máxima seguridad en los procesos y cumplimiento de estándares de calidad de máximo nivel internacional, que situarán a nuestra Fábrica de Aviones entre los proveedores de primera línea del mercado mundial de aeropartes.
“Hoy, una vez firmado el contrato, Fadea puede afirmar sin lugar a dudas que el divisor de cabina, las puertas del tren de nariz, la cuaderna de presión, los frenos aerodinámicos, el cono de cola y los carenados de flaps de estos aviones que usarán distintas Fuerzas Aéreas del mundo durante las próximas décadas, serán de manufactura cordobesa y argentina; producto de la ingeniería y la técnica nacional; ejemplo de la industria de punta que supimos desarrollar en estos hangares y hoy, tras arduas negociaciones, volvemos a hacerlo”, expresaron orgullosos desde la empresa nacional.

Fuente: La Mañana de Cordoba