La OTAN intensifica ataques contra objetivos "vitales" de Gadafi


Las fuerzas aliadas intensificaron el domingo y la pasada madrugada sus ataques contra objetivos militares "vitales" del régimen libio de Muamar Gadafi en un intento por demostrar "la creciente voluntad" de forzar a las fuerzas leales al dirigente libio a cesar sus ataques contra la población civil.
"Los objetivos que hemos atacado anoche son vitales para la habilidad de las fuerzas leales a Gadafi para provocar daño a la población civil. Esencialmente son el centro neurálgico de la red de mando de Gadafi y continuaremos erosionando sus bases hasta que la violencia contra la población civil cese", ha explicado el comandante de la operación internacional en Libia, general canadiense Charles Bouchard, en un comunicado.
La OTAN, que asumió el mando de todas las operaciones militares en Libia el pasado 31 de marzo, ha destruido en las últimas horas en Trípoli varios centros de mando y control del régimen, así como varias instalaciones de apoyo militar y piezas de artillería antiaérea.
En las últimas 24 horas, las fuerzas aliadas han destruido un centro de mando y control en Trípoli y otras dos instalaciones que servían al régimen como centros de mando y control en las cercanías de la capital, según ha informado la Alianza en un comunicado posterior.
Asimismo, en la capital han destruido un depósito de misiles tierra-aire y una base militar de fuerzas terrestres del régimen y otra base aérea, además de cuatro lanzaderas de misiles tierra-aire y un radar de las fuerzas leales a Gadafi.
En otros puntos del país, las fuerzas aliadas han logrado destruir otros tres vehículos militares en las proximidades de Brega y otro vehículo militar blindado próximo a Misrata en el marco de las 58 misiones de ataque lanzadas en las últimas 24 horas por las fuerzas aliadas y países socios.
Las fuerzas aliadas, que ya intensificaron sus ataques contra el régimen desde hace más de tres semanas, según han admitido fuentes aliadas, han vuelto a intensificar este domingo los bombardeos contra objetivos militares del régimen en un intento de "demostrar la creciente voluntad de lograr poner fin a la violencia del régimen de Gadafi contra la población civil".
Francia y Reino Unido han contribuido además varios helicópteros de ataque para la operación, que entraron en acción sobre el terreno por primera vez este fin de semana, según ha confirmado la propia OTAN.
La OTAN y los países socios que contribuyen a la misión en Libia acordaron asimismo la semana pasada prolongar la operación por un periodo de 90 días, a partir del 27 de junio, cuando vence el actual mandato de la misión para establecer la zona de exclusión aérea y contribuir a las operaciones para proteger a la población civil.
Las fuerzas aliadas han realizado un total de 9.917 patrullas aéreas desde que asumió el pasado 31 de marzo el mando de todas las operaciones militares en Libia, incluidas unas 3.752 misiones de ataque.
Asimismo, las fuerzas aliadas han dado el alto a unos 1.190 barcos que transitan por el Mediterráneo para determinar su destino y carga, 23 de ellos sólo en las últimas 24 horas en el marco del embargo de armas al régimen aplicado por vía marítima.
Hasta ahora, las fuerzas aliadas han inspeccionado un total de 74 barcos por sospechas de transportar material no autorizado -armas o mercenarios para el régimen--, incluidas dos en las últimas operaciones, aunque sólo ha rechazado la entrada a puerto de un total de ocho barcos desde el inicio de la operación por transportar material no autorizado, según datos de la Alianza.

Fuente: EUROPA PRESS