Los submarinos nucleares británicos tienen sustituto


La disuasión nuclear británica continuará con los nuevos submarinos que reemplazarán a la actual clase Vanguard y dispondrán de un nuevo sistema de propulsión nuclear, conocido como reactor de agua presurizada (PWR) de tercera generación, que proporcionará una capacidad de mayor duración y más rentable.
Para el secretario de Defensa, la disuasión con submarinos nucleares ha sido la última garantía de la seguridad nacional, por lo que la Royal Navy ha estado patrullando constantemente para asegurar esa disuasión y, dado que no se puede predecir cómo evolucionará el entorno internacional en los próximos cincuenta años, no se puede descartar la posibilidad de que surja una amenaza nuclear directa contra Reino Unido. 


El gobierno de coalición británico se ha comprometido a mantener una disuasión nuclear creíble mínima, basada en los misiles nucleares Trident. Y dado que el acuerdo entre los partidos liberal y conservador refleja el deseo de los liberales de buscar alternativas, el secretario de Defensa ha anunciado también la iniciación de un estudio para revisar los costes, la viabilidad y la credibilidad de sistemas alternativos de disuasión.
La aprobación de la fase inicial del diseño asegura que aunque la decisión principal para construir los submarinos no se tomarás hasta 2016, se realizarán más estudios para que el primer submarino entre en servicio en 2018.
Por otro lado, este programa de construcción de submarinos nucleares no sólo contribuye a la disuasión, sino que tiene una gran importancia para asegurar el futuro de uno de los sectores industriales británicos más importantes.

Fuente: http://www.revistatenea.es/