Defensa compra rodillos detectores de minas para los RG-31 desplegados en Afganistán


El Ministerio de Defensa,  ha abierto una licitación, a través de  la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico, para la adquisición de  detectores de minas, que serán acoplados a los blindados RG-31 desplegados en Afganistán. El contrato está valorado en  1.034.796,62 euros y se ha gestionado como un procedimiento negociado sin publicidad, venciendo el plazo de ofertas el próximo 13 de julio.
El recrudecimiento de las acciones insurgentes contra las tropas  desplegadas en suelo afgano ha propiciado la rapidez de esta adquisición. España ya cuenta  en el terreno con  varias unidades del llamado Sistema de Equipo de Autoprotección Rastreador Adaptado II (SPARKS II). De factoría estadounidense, se trata de una solución de rastreo rotatorio de minas,  adjuntado a la parte frontal del vehículo, y destinada a dar mayor protección contra dispositivos explosivos improvisados (IED). Los rodillos están capacitados para detectar y detonar bombas camufladas en los caminos,   pudiendo el conductor cambiar la configuración operativa desde el interior del propio vehículo. Sin embargo, distintas fuentes apuntan a que este material se halla inservible en su mayor parte, debido al desgaste operativo, lo que demanda una sustitución urgente.