El EA-18G completa su primer despliegue de combate


Los Boeing EA-18G Growler del Escuadrón de Ataque Electrónico VAQ-132 de la US Navy regresaron sin problemas a su base en la Estación Aérea Naval de Whidbey Island (Washington) el 9 de julio, tras completar un despliegue de ocho meses que incluyó operaciones de combate en las áreas de responsabilidad del US Central Command (CENTCOM) y del US Africa Command (AFRICOM).
Primero participaron en acciones en Iraq, para luego apoyar inmediatamente a la OTAN en Libia. Otro ejemplares estuvieron asignados al VAQ-141, a bordo del portaaviones USS George H.W. Bush (CVN77), en su primer despliegue en el mar, de cara a misiones de apoyo formando parte de la 8ª Ala Aérea Embarcada (Carrier Air Wing) en el Mediterráneo y en el Golfo Pérsico.
Un tercer Escuadrón, el VAQ-138, también está a punto con este modelo en un lugar en tierra firme. Se trata de la única plataforma de combate aéreo con todo el espectro de capacidades AEA (Airborne Electronic Attack), junto con la designación de blancos y la autodefensa derivadas del caza de primera línea de la Marina estadounidense, el F/A-18E/F Block II Super Hornet. Se trata de un derivado del F/A-18F Block II y remplaza al EA-6B Prowler, en servicio desde 1971. El Growler entró en servicio en 2008 con el Escuadrón de Entrenamiento de Flota VAQ-129. Boeing, actúa como integrador del sistema de armas, liderando un equipo industrial que incluye a Northrop Grumman, Raytheon y General Electric Aircraft Engines.