Rusia desarrolla nuevos fusiles automáticos distintos al Kaláshnikov


La Oficina de Diseños de la planta mecánica de Izhmash está desarrollando nuevos fusiles automáticos distintos al Kaláshnikov, declaró hoy director general interino de esta empresa, Maksim Kuziuk.
"Se trata de una plataforma totalmente nueva y puede decirse que trabajamos a partir de cero. Los nuevos fusiles serían destinados tanto para tropas convencionales como para fuerzas especiales", reveló.
También informó que la planta de Izhmash presentará próximamente una versión modernizada del fusil Kaláshnikov de la serie 200.
"Estamos trabajando por mejorar la ergonomía, aumentar la densidad de disparo (criticado en Kaláshnikov) y crear un diseño modular que permita modificar la configuración del arma", dijo Kuziuk.
Fundada en 1807, Izhmash en una importante empresa metalmecánica que produce desde armamento hasta automóviles e instrumentos de alta precisión.
De las 70 muestras de armamento que produce cabe destacar el fusil Kaláshnikov de la serie 100, el fusil de asalto Níkonov (AN-94), el fusil de francotirador Dragunov (SVD) y la pistola ametralladora Bizon 2. El principal accionista de Izhmash es la corporación estatal Rostechnologii (Tecnologías de Rusia).