Nace Rheinmetall Electro-Optics



Rheinmetall Defence ha consolidado sus actividades en electro-óptica en una nueva división, Rheinmetall Electro-Optics, que comprende Rheinmetall Nordic (la antigua Simrad Optronics, que forma parte del grupo desde junio de 2010, con sede en la localidad noruega de Nøtterøy, siendo proveedor de estaciones de armas a control remoto, dispositivos electro-ópticos y módulos de control de tiro); Vingtech (basada en Biddeford, en el Estado norteamericano de Maine, especializada en mecánica y electro-óptica, produciendo, entre otras cosas, componentes para estaciones de armas remotas); Rheinmetall Soldier Electronics (de Stockach, en Alemania, dedicada a equipamiento de Infantería, especialmente dispositivos de puntería por láser); las unidades de Rheinmetall Defence Electronics de Bremen y Ismaning de desarrollo y producción de dispositivos de imágenes térmicas, cámaras diurnas y telémetros láser; y la suiza Industrial Laser Electronics and Engineering (ILEE, en Urdorf, para aplicaciones industriales y militares de láser).


La división es primariamente proveedor de fabricantes de armas portátiles y de vehículos militares en tres categorías: productos para los soldados a pie (lámparas tácticas, módulos ligeros de láser, como el Vario Ray, tecnología de identificación de amigo-enemigo, gafas de visión nocturna y la unidad de control de tiro FeLVis; sensores (dispositivos de imágenes térmicas, como los Saphir 2.0 y 9.6, de visión panorámica, cámaras diurnas VIM y HVK4/5, y telémetros láser, como el Vingrange); y unidades de observación y control de tiro (tecnología de control de tiro para lanzagranadas de 40 mm., armas contracarro ligeras y otras servidas por tripulación, así como sistemas de largo alcance de observación, monitorización y reconocimiento, como el Vingmate de control de tiro, el sistema de vigilancia y adquisición de blancos Vingtaqs II y el designador de objetivos por láser TYR. De esta forma, Rheinmetall Defence tiene las divisiones Electro-Optics, Defence Electronics, Simulation and Training, Vehicle Systems, Air Defence, Weapons and Munitions y Propellants, contando con 9.000 empleados y facturando 2.000 millones de euros en 2010.