Nuevos vehículos ligeros de combate de Oshkosh


El L-ATV (Light Combat Tactical All-Terrain Vehicle) de Oshkosh Defense  abandera la  nueva generación de vehículos de combate ligeros,  con mayores niveles de movilidad y protección para operar efectivamente en terrenos remotos, duros y hostiles. Ha  sido diseñados pensando en los requerimientos de los próximos diez años y aprovechando la experiencia del fabricante en vehículos pesados, medios y MRAP en Irak Afganistán. Incorporan tecnologías probadas en combate, soluciones avanzadas de blindaje y niveles expedicionarios de movilidad para redefinir la seguridad y los estándares de prestaciones para las Fuerzas Armadas estadounidenses e internacionales.
Su diseño también ha contemplado futuros crecimientos, pudiendo aceptar paquetes adicionales de blindaje y mejoras de tecnológicas. Equipado con la nueva generación de suspension independiente Oshkosh TAK-4i,  se ha desarrollado como opción el tren de potencia híbrido ProPulse diesel-eléctrica, también del mismo fabricante. La producción alcanzará los mil ejemplares por mes.