El Ejército keniano controla Ras Kamboni, refugio de Al Qaeda y de piratas



Efectivos del Ejército de Kenia, que continúan con su ofensiva sobre las posiciones de Al Shabab en Somalia, se han hecho con el control de la ciudad portuaria de Ras Kamboni, donde Al Qaeda tiene campos de entrenamiento y donde se concentran los piratas somalíes, informaron hoy los medios locales.
Según el diario keniano Daily Nation, los efectivos kenianos, que cuentan con el apoyo de las fuerzas de seguridad del Gobierno Federal de Transición de Somalia (TFG, sus siglas en inglés), tienen como objetivo avanzar hasta Kismayo, bastión de los radicales islámicos de Al Shabab.
"Ras Kamboni le proporciona a las Fuerzas de Defensa un lugar privilegiado para poder despejar la costa de rebeldes de Al Shabab y piratas, desde Ras Kamboni hasta Kismayo", dijo al medio el comandante keniano Emmanuel Chichir.
Esta vez, las tropas kenianas penetraron en territorio somalí a través del punto fronterizo de Kiunga, en la costa, en lugar de entrar por Liboi, en el interior de Kenia, como habían hecho hasta ahora.
Chirchir detalló que sus tropas no encontraron ningún tipo de resistencia en su avance hasta Ras Kamboni, a donde llegaron ayer, después de que las fuerzas aéreas bombardearan la zona durante varios días.
La toma de control de Ras Kamboni se produjo el mismo día que Kenia celebraba su Día de los Héroes, momento que el presidente del país, Mwai Kibaki, aprovechó para reiterar que defenderán "la integridad de su territorio con todas las medidas necesarias para asegurar la paz y la estabilidad".
Durante la ofensiva militar keniana, denominada "Operación Linda Nchi" (Operación Proteger la Nación en swahili) y que se inició el pasado fin de semana, el Ejército se ha hecho además con el control de Qoqani, Tabda y Afmadow, en el sur de Somalia.
El ataque del Ejército keniano en Somalia se inició tras el secuestro el pasado jueves de dos cooperantes españolas de Médicos Sin Fronteras en el campo de refugiados keniano de Dadaab, a 100 kilómetros de la frontera somalí, el cuarto que se produce en poco más de un mes, todos ellos supuestamente obra de Al Shabab.
Por otra parte, la Policía de Kenia detuvo en Nairobi a dos médicos kenianos, a quienes se les ha acusado formalmente de pertenecer a Al Shabab, según informó hoy la página web de la emisora local Capital FM.
Aunque los acusados, Ali Omar Salim y Ali Hassan Hilow, negaron las acusaciones, tendrán que permanecer bajo custodia policial hasta el próximo día 25, cuando volverán a comparecer ante un tribunal.
Fuentes policiales aseguraron a Capital FM que los dos médicos están siendo acusados de ayudar a Al Shabab al prestar ayuda médica a varios de sus miembros.
Al Shabab combate desde 2006 al internacionalmente respaldado Gobierno Federal de Transición somalí y a las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) con el fin de instaurar un Estado musulmán de corte wahabí en el país.
Somalia vive en un estado de guerra civil y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra tribales y bandas de delincuentes armados.
Fuente: Agencia EFE