La corbeta rusa rechazó un ataque



La nueva corbeta de serie "inteligente", que fue puesto en funcionamiento a la Flota del Báltico hace apenas dos semanas, tomó parte en ejercicios navales con lanzamiento de misiles y rechazó con éxito un presunto asalto del enemigo. 
El buque de guerra multifunctional, es diseñado para la lucha contra los buques de superficie y submarinos del enemigo, así como apoyo a la artillería de los marines en operaciones anfibias. 
El buque está equipado con nuevos microprocesadores y los más modernos medios de comunicación. En la nave hay armas tipo misil, torpedos, misiles antiaéreos y sistemas de artillería. En la popa de la corbeta está ubicado un helicópteros Ka-27 con su hangar. 
El cuerpo y la estructura es de tipo "stealth" que reduce significativamente la visibilidad de la nave al radar enemigo. Durante la construcción de corbetas han logrado una reducción significativa del nivel de ruido. El proyecto está previsto para construir 20 barcos del mismo tipo en total.