El SEDEF evalúa los programas especiales de armamento

En el marco de los desayunos que AESMIDE organiza con personalidades de la Administración, se ha celebrado el pasado día 11 un encuentro en la propia sede de AESMIDE. El encuentro tuvo la forma de una conversación franca y abierta del Secretario de Estado con los representantes de las empresas y de AESMIDE. Comenzó con el saludo del Presidente de AESMIDE, Sr. Sánchez Revenga.
En su respuesta, el Secretario de Estado transmitió como ideas fuerza y resumen de su actuación al frente de su organización, que se había hecho un gran esfuerzo para completar su capacidad operativa y marco jurídico, con la finalidad de facilitar el traspaso de poderes a su sucesor, dejando escrito un amplio compendio de documentos necesarios para comprender los procesos de trabajo, así como las fortalezas y debilidades de la organización.
Informó que, a diferencia de otros ministerios, cuyos ciclos de planeamiento son cortos, el de Defensa se caracteriza por la necesidad de tener en cuenta que cualquiera de sus programas de personal material o infraestructuras es cuestión de muchos años, lo que hace que los políticos que accedan a este Departamento se vean obligados a pensar a largo plazo y continuar con actuaciones iniciadas por gobiernos anteriores. 
Sin embargo, apuntó como inconveniente en relación con los recursos humanos, la incapacidad que ha habido hasta la fecha de consolidar una plantilla de personal civil formada y permanente, así como la volatilidad del personal militar que está condicionado por el desarrollo de su carrera.

Lo anterior, entre otras cosas, es el motivo de la creación de la "Agencia de Adquisiciones", que se formará probablemente sobre la base de ISDEFE, que quedaría reducida en sus funciones; y sobre la Dirección General de Infraestructura, que se vería limitada a gestionar el patrimonio, mientras que las obras pertenecientes a los nuevos programas se considerarían como activos de estos. Otra de las bóvedas de esta visión a largo plazo lo constituirá el Plan Nogal, base del sostenimiento en el Ejército de Tierra.
Transmitió la idea de que tanto las adquisiciones de sistemas de defensa como las ventas al extranjero constituyen un asunto de empresa, pero además de estado. Por lo que es un tema que se necesita desarrollar más en nuestra administración. Como herramienta propugna la firma de convenios gobierno-gobierno, que sirvan de marco a la actuación de las empresas. Pieza fundamental también son los agregados militares, que en muchos casos constituyen el mayor apoyo en el exterior. Finalmente, afirmó que el Ministerio de Defensa tiene una firme vocación de apoyo a la exportación, si bien su misión como tal Departamento del Gobierno no es específicamente la creación de puestos de trabajo. De ahí que, en apoyo a la industria española, fomente la internacionalización de los programas.
Sobre esta internalización considera que, debido a lo reducido del mercado de la defensa español, el futuro pasa por internacionalizar sus esfuerzos, entendiendo como tal desde la cooperación en I+D hasta la comercialización de los sistemas, de forma que se amplíen los mercados hasta el punto de que los esfuerzos que se realicen resulten rentables.
Preguntado acerca de si considera que el proceso de externalización seguirá su curso y su opinión sobre él, contestó que lo considera imparable. Afirmó que es necesario por el aumento de eficacia y capacidades que comporta para las Fuerzas Armadas y por la economía de recursos humanos que supone para ellas, a las que permite concentrarse en su misión principal.
Acerca del Plan Nogal confirmó su seguridad de que seguirá hacia adelante, conjeturando que saldría a concurso en 2012. Espera que el gobierno que salga de las próximas elecciones considere, al igual que éste, que Nogal contribuirá a la modernización de una de las dos partes de la Logística, el sostenimiento, que al igual que las adquisiciones son temas a contemplar con largos plazos.
Preguntado acerca del desarrollo de los contratos de colaboración público-privada, comentó su confianza en ellos y la esperanza de que se desarrollen, venciendo las inercias existentes.
A petición de una empresa hizo algunas consideraciones sobre la conveniencia de considerar una figura de asociación de empresas, que sea más flexible y que evite alguno de los inconvenientes que tienen las uniones temporales actuales.
Finalmente, el Secretario de Estado manifestó su satisfacción con las asociaciones AESMIDE y TEDAE, que con su existencia y actuación constituyen un instrumento valioso de apoyo para el Ministerio de Defensa y en concreto para su Secretaría de Estado.
A continuación, puede acceder a los documentos relacionados

 FUente: http://www.ateneadigital.es