Reino Unido escoge a Lockheed Martin para modernizar los “Warrior”



El organismo Defence Equipment and Support (DE&S) del Ministerio de Defensa del Reino Unido escogió a Lockheed Martin UK en detrimento de BAE Systems Global Combat Systems para liderar el programa WCSP (Warrior Capability Sustainment Programme) de actualización de 380 vehículos blindados de combate de infantería Warrior en servicio con su Ejército. El contrato de 642 millones de libras está comprendido en un programa de 1.000 millones, que prevé aplicar diversas mejoras, incluyendo modernizar la torre, aumento de la protección e integración de una arquitectura electrónica abierta.
Este proceso permitirá prolongar la vida de los vehículos hasta 2040, aumentado también la movilidad, protección y poder de fuego. El aumento de potencia de fuego pasa por instalar en las torres existentes una pieza de 40 mm. CTAS (Cased Telescoped Armament System) de CTA International (una asociación entre BAE Systems y Nexter Systems) y una ametralladora coaxial de 7,62 mm., ambas suministradas por las autoridades británicas. Además de los subsistemas mecánicos y electrónicos, incluirá dispositivos optrónicos de observación, blindaje adicional y un sistema de estabilización mejorado.
Para gestionar el programa, Lockheed Martin UK se asoció a un grupo de empresas en Warrior Transformation Team (WTT), que comprende a Ultra Electronics, Defence Support Group (DSG), SciSys UK, Rheinmetall Defence, Curtiss Wright Antriebstechnik, Thales UK, Moog, Meggitt Defence Systems, CTA International, Westwire Harnessing, Taylor Kightley Engineering, MTL y Caterpillar UK. Se prevé iniciar las pruebas en 2013 y la producción 2018, teniendo los vehículos operacionales a partir de 2020. El CTAS también fue seleccionado para dotar a los blindados de reconocimiento y combate de infantería ASCOD SV, que General Dynamics UK suministrará al Reino Unido.