SBB y Defensa firman el contrato para los 20 blindados RG-31, que se integran en la planta de Alcalá


La empresa Santa Bárbara Blindados (SBB) y el Ministerio de Defensa han firmado el contrato para construir 20 vehículos blindados todo terreno RG-31 tipo pelotón (nueve ocupantes), que se ensamblarán e integrarán en la planta de SBB existente en Alcalá de Guadaíra (Sevilla).
Según han indicado a Europa Press fuentes de la empresa, estos vehículos se construyen en su casi total integridad en Suráfrica, pero se terminan de ensamblar, construir e integrar en la planta de Alcalá.
Según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), en su resolución se explica que estos vehículos se destinarán a operaciones de misiones de paz en zona de operaciones y ha precisado que el presupuesto base de licitación es de 15,3 millones de euros, mientras que el valor estimado del contrato es de algo más de 16 millones.
En su anuncio, el BOE apunta que la fecha de adjudicación y formalización del contrato fue el 21 de octubre y se destacó que entre las ventajas de la oferta adjudicataria, el hecho de que "a lo largo de la negociación se puso de manifiesto que la oferta presentada por General Dynamics European Lands Systems (Santa Bárbara Sistemas SA) es adecuada para ejecutar la prestación especificada en los pliegos".



Según informado en su día el Gobierno, la adquisición de estos vehículos blindados tiene como objeto "asegurar las condiciones adecuadas de seguridad y protección de movimientos del personal desplazado en zona de operaciones para misiones internacionales de mantenimiento de la paz".
Para el Gobierno, la protección del personal de las Fuerzas Armadas hace preciso continuar dotando a las unidades destacadas del material idóneo para enfrentarse a las amenazas existentes en zona de operaciones, que consisten principalmente en artefactos explosivos improvisados (IED), armas convencionales de pequeño calibre y lanzadores de granada anticarro (RPG).
Por este motivo, y según apunta el Ejecutivo, es necesaria la adquisición de vehículos que cuenten con un blindaje que refuerce la seguridad ante ataques de fusiles de asalto y cargas explosivas bajo ruedas.