Defensa pagará 300 millones de euros a Eurofighter pero no saldará deuda


El Gobierno español tiene previsto abonar 309 millones de euros al consorcio Eurofighter, pese a los ajustes presupuestarios. Louis Gallois, consejero delegado del consorcio aeronáutico EADS recordaba recientemente que el Ministerio de Defensa debía unos 600 millones de euros, cifra que se aproximaría a los 1.000 a final de año por la acumulación de impagados.
Con todo, pese al pago de los 309 millones de euros indicados, Defensa sigue teniendo una deuda pendiente de unos 400 millones de euros, pago que se efectuará, previsiblemente, en 2012, según fuentes gubernamentales citadas por el diario El País.
El rotativo madrileño recuerda que esta situación forma parte de las dificultades por parte del Ministerio de Defesa de hacer frete a los grandes programas de modernización cuyo importe total supera los 31.600 millones de euros entre los que se encuentra el caza Eurofighter. España tiene comprometida la compra de 87 cazas, con un coste de 12.000 millones de euros.
El Ministerio de Defensa afronta ahora los pagos del dinero adelantado por el Ministerio de Industria en forma de créditos blandos. El comienzo de esta devolución coincidió con el inicio de la crisis económica y, por tanto, con los recortes presupuestarios en la cartera que lidera la ministra en funciones Carme Chacón.
El secretario de Estado de Defensa en funciones, Constantino Méndez, ha reconocido que el sistema de anticipos de Industria no son sostenibles a medio plazo. La solución adoptada por Defensa ha sido la renegociación de los pagos alargándolo de 25 a 30 años, así como el recorte de algunos pedidos (caso del helicóptero de transporte NH-90).
Los impagos ya se están produciendo, lo que acrecientan el problema por las costas de las penalizaciones, recuerda El País. Solamente en el programa Eurofighter se dejó de abonar 200 millones de euros en 2010.
Aunque la situación se agravará en los próximos años, ya han empezado a producirse algunos impagos, que se castigan con penalizaciones, incrementando aún más los costes. El impago más importante afecta al Eurofighter, que ya el año pasado sufrió una demora en el abono de unos 200 millones.