El contingente español en Badghis, testigo de la mayor entrega de armas hasta la fecha


Los mandos del contingente español en Badghis han sido testigos de la mayor entrega de armas que ha tenido lugar, hasta la fecha, en Afganistán: más de 250 insurgentes han abandonado la lucha armada y se han acogido al Programa de Reinserción promovido por el gobierno de aquel país. La entrega ha tenido lugar, el 14 de diciembre, en un acto celebrado en la antigua base española.
Además del jefe del Equipo de Reconstrucción Provincial español, coronel García Cortijo, han asistido al acto el gobernador provincial, Delbar Jan Arman, y otras autoridades nacionales y locales. Tras la firma de las actas de compromiso de abandono de las armas, el gobernador les ha dado la bienvenida a la comunidad y la enhorabuena por haber tomado esta valiente decisión.
En opinión de Jan Arman, este masivo abandono de la lucha armada ha sido posible gracias al buen trabajo del contingente español en la provincia de Badghis -una de las más pobres del país-, que ha creado unas condiciones de seguridad, gobernabilidad y confianza en la reconstrucción que animan al rechazo social de las actividades de los insurgentes.
Los reinsertados pertenecen a quince grupos diferentes que proceden de las áreas de Qadesh-Khordak, Golchin, Nakcherestán, Piwart, Gonbad, Kheir Khaneh, Hoze-zuri, Darr-e Bum y Arman. Entre los jefes de estos grupos -que también han optado por la vía de la reinserción- se encuentra Mohammed Yusef Hajji, uno de los jefes más buscados por las autoridades afganas.
España, a través del equipo de reconstrucción, ofrece ayuda de primera necesidad a cada insurgente que abandona las armas. Ésta le ayudará a subsistir durante el invierno hasta que, dentro del programa de reinserción, aprenda un oficio y se reintegre al mercado laboral.
Actualmente, Badghis cuenta con más de 1.200 insurgentes reinsertados. Por este motivo es referente y modelo, para el resto de provincias afganas, en la aplicación del Programa de Paz del gobierno del país.