Los Sistemas Aéreos No Tripulados, protagonistas en la Politécnica



Los futuros medios y capacidades de los Sistemas Aéreos No Tripulados (UAS) fueron objeto de la conferencia que el jefe de la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército, general Fernando Alejandre, pronunció dentro de la jornada dedicada a estos equipos; se celebró, el 1 de diciembre, en el Paraninfo de la Universidad Politécnica de Madrid.
Su voz es una de las más autorizadas en este terreno, puesto que Ejército de Tierra lleva tres años trabajando con estos sistemas “en situación de combate”, y su aportación en apoyo a las tropas desplegadas en Afganistán se ha convertido en vital e imprescindible.
En la actualidad, hay allí dos sistemas PASI (Plataforma Autónoma Sensorizada de Inteligencia), con 6 aparatos del modelo Searcher, y 14 sistemas Raven, con 42 mini UAV de nombre homólogo; el tercero de estos sistemas es el SIVA (Sistema Integrado de Vigilancia Aérea), del que sólo hay uno, propiedad del Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial, que nunca ha salido de territorio nacional, pero que ha sido “imprescindible” para volar los PASI.
Una necesidad operativa
Su adquisición, entre finales de 2007 y principios de 2008, fue precisamente la respuesta a una necesidad operativa que se detectó en esta misión y que no ha disminuido en exigencia. De ahí que, en 2012, la unidad PASI vaya a desdoblarse en dos, manteniéndose en Herat y añadiendo como nueva ubicación la de Qala i Naw (Badghis). El objetivo es lograr un mayor alcance, salvando la cadena montañosa que se interpone entre las dos provincias.
Las misiones habituales que realizan estos sistemas son las de búsqueda y localización de elementos hostiles, acompañamiento de convoyes en movimiento y vigilancia de itinerarios. Gracias a la experiencia adquirida, al flujo constante de información que aportan los que vuelven de zona y a la gran cantidad de personal formado (operadores de vuelo, de cámara, mecánicos y electrónicos) su contribución es muy valorada por las unidades.
En el seminario, impulsado por la fundación Círculo de Tecnologías para la Defensa y la Seguridad, en colaboración con el Ejército del Aire, participaron otros mandos militares del Ejército de Tierra, la Armada, el Aire y el ministerio de Defensa, además de representantes de empresas del sector, del ámbito universitario y de organismos públicos.