Arranca en Francia la construcción del primer portahelicópteros de la clase Mistral para la Armada rusa


El subdirector del Servicio Federal de Cooperación Técnico-Militar de Rusia ha confirmado que Francia comenzará en febrero, en los  astilleros franceses de Saint-Nazaire, la construcción del primer portahelicópteros de la clase “Mistral” para la Armada rusa.  El primero de los Mistral habría de ser entregado en 2014  y un año después el segundo. Ambos buques se asignarán a la Flota del Pacífico. El contrato, que hizo de Francia el primer Estado de la OTAN en vender buques de guerra a Rusia, asciende a 1.200 millones de euros, y a él concurrieron los grupos industriales franceses DCNS y STX y los astilleros rusos OSK. Rusia y Francia negocian en la actualidad la construcción de cascos para dos buques más en astilleros rusos.
En principio, el tercer y cuarto Mistral  serían fabricados en astilleros rusos, suministrando Francia el 20 por ciento del equipo necesario y estipulando el contrato el traspaso a la parte rusa de todas las tecnologías para la construcción de estos dos buques en sus astilleros. El traspaso de sistemas de mando SENIT-9 y SIC-21 homologados por la OTAN fue una de las cuestiones más complejas en la negociación previa al contrato.
El Mistral tiene 210 metros de eslora, desplaza 21.000 toneladas, navega a 18 nudos y tiene una autonomía de 20.000 millas. Su  tripulación es de 140 hombres, pudiendo transportar hasta 450 efectivos. En la cubierta del buque caben seis helicópteros y cuatro lanchas de desembarco o dos aerodeslizadores. Es capaz de portar un total de 16 helicópteros, 13 carros de combate o 70 automóviles. 
La Armada rusa ha previsto el empleo de helicópteros Ka-52K y Ka-29 en el Mistral. El pasado mes de septiembre, la agencia rusa Ria Niovosti  informaba que el helicóptero de combate ruso Ka-52 Alligator, cuya modificación sería emplazada en los portahelicópteros "Mistral", había superado con éxito todas las pruebas en condiciones de mar. El aparato practicó aterrizajes durante dos semanas  sobre la cubierta del destructor antisubmarino ruso 'Vicealmirante Kulakov' de la Flota del Norte.