EEUU dispuesto a usar la fuerza contra Irán



Se incrementa el enfrentamiento entre EEUU e Irán. Tras las ostentosas maniobras militares y las amenazas por parte de Teherán de cerrar el estrecho de Ormuz, el secretario de Defensa de EEUU, León Panetta, y el jefe del Estado Mayor Conjunto Martin Dempsey, intervinieron juntos por la televisión profiriendo francas amenazas contra Irán. Panneta fijó la raya extrema, que de ser cruzada provocará una guerra, a saber: la creación por Irán del arma nuclear y el bloqueo de los suministros de petróleo procedentes del golfo Pérsico. El jefe del Pentágono declaró:

-La aplicación de sanciones por parte de la comunidad internacional persigue el objetivo de que Irán vuelva a la senda civilizada, de obligar a Teherán a no entrar en conflicto con los países occidentales, sino a sumarse a la “familia de naciones”. Estoy seguro de que las sanciones y la presión diplomática por EEUU, Europa y por alguna otra parte reportan beneficio. ¿Intentan ahora crear el arma nuclear? No. Pero sabemos que están desarrollando tecnologías nucleares. Y esto nos preocupa. Pues ésta es la línea roja. Seguiremos empeñando esfuerzos diplomáticos, pero no debemos renunciar a otras variantes, incluida la de un ataque preventivo.

El tema del uso de la fuerza para resolver la crisis iraní fue desarrollado por el jefe del Estado Mayor Conjunto, Martin Dempsey. Éste reconoció que los jefes militares calculan todos los riesgos relacionados con el programa nuclear iraní. Es más, EEUU está dispuesto a asumir la responsabilidad por la operación militar en caso de que Irán bloquee el estrecho de Ormuz:

-Irán cuenta con fuerzas militares para cerrar por un tiempo el estrecho de Ormuz. Pero nosotros también estamos incrementando nuestra agrupación en la región. Y en caso de que se bloquee el estrecho, nosotros derrotaremos al ejército iraní. La situación en el estrecho de Ormuz reviste gran importancia no solo para EEUU, sino también para todo el mundo. Y nosotros recurriremos a las armas para mantenerlo abierto.

Al mismo tiempo, el secretario de Defensa de EEUU, León Panetta, advirtió a Israel ante un ataque contra objetivos nucleares de Irán. El presidente del Instituto ruso de Oriente Próximo, Evgueni Satanovski, afirma al respecto:

La política norteamericana es la política del péndulo. El péndulo describe sus raras trayectorias, depende de numerosos factores que influyen sobre él, de la opinión personal del presidente, del Departamento de Estado, del punto de vista de la jefatura del Pentágono. Por eso EEUU no necesita ninguna clase de sorpresas, y tampoco le hace falta en absoluto el proceder autónomo de los israelitas.

Irán no se puso a comentar las declaraciones del secretario de Defensa y del jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU. El presidente iraní Mahmud Ahmadineyad partió en gira por países de América Latina, que los estadounidenses consideran dictatoriales: Ecuador, Nicaragua, Cuba, Venezuela.

Y desde Irán llegó una noticia no menos desagradable para Washington. La víspera, especialistas iraníes empezaron a trabajar en el enriquecimiento del uranio.