El ministro de Defensa revisará la estructura y capacidades de las Fuerzas Armadas para afrontar la crisis


El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha dado a conocer este viernes durante la celebración de la Pascua Militar las líneas generales que marcarán su gestión y ha anunciado que pretende revisar la estructura orgánica del Ministerio de Defensa y de lasFuerzas Armadas y "definir" las capacidades militares que habrá que "conservar, redefinir y suprimir", como medio de afrontar la difícil situación económica que atraviesa el país y, en particular, este Departamento.
Morenés ha hablado en el Salón del Trono del Palacio Real, ante el Rey don Juan Carlos, la Reina doña Sofía y los Príncipes de Asturias. Al acto han acudido además el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz y unos 250 invitados, entre autoridades civiles y militares. Entre ellos estaba el recién nombrado Jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando García Sánchez.
En su primer discurso oficial desde que tomó posesión del cargo el pasado 22 de diciembre, el ministro de Defensa ha garantizado que el Gobierno considera "una prioridad" a las Fuerzas Armadas y ha asegurado que, al igual que los militares velan por la defensa y seguridad de los españoles", desde el Ejecutivo "nunca se escatimarán medios para garantizar la seguridad de sus medios".
En concreto, ha afirmado que hacer de las Fuerzas Armadas el "instrumento eficaz que la sociedad demanda" exige "mantener el adiestramiento, sostener la disponibilidad y asegurar la capacidad de reacción y adaptación a nuevos escenarios".
Dicho esto, ha dicho que, como el resto de españoles, los miembros de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil "son conscientes de la realidad que vive España" y comparten también con el resto de la sociedad "la necesidad de afrontar la situación", algo que, ha dicho, está convencido que harán "con el mismo espíritu de entrega, servicio y sacrificio con el que asumen todas sus tareas".
No llegar a mínimos que hagan insuficiente la defensa
Por su parte, ha explicado que la coyuntura "obliga" a "definir las capacidades a medio y largo plazo que se deben mantener, obtener y desechar en las Fuerzas Armadas" para poder "afrontar el futuro". En este esfuerzo, se ha comprometido a que se tratará de "fortalecer las capacidades críticas con los recursos disponibles" para impedir "descender más allá de los mínimos por debajo de los cuales la defensa resulta insuficiente y el daño a la seguridad, inaceptable".
Morenés ha fijado siete tareas para poder "alcanzar estos objetivos", la primera de las cuales será "garantizar la preparación y operatividad de las Fuerzas Armadas". Dicho esto, ha anunciado que habrá que "revisar la estructura orgánica" de su Departamento y de las Fuerzas Armadas; definir las capacidades militares "a conservar, a redefinir y a suprimir", y "perfeccionar y completar" el sistema de enseñanza militar.
También ha dicho que tendrá que "buscar soluciones a la financiación de los programas de armamento", que acumulan más de 27.000 millones de euros de deuda a pagar antes de 2025; y se ha propuesto "contribuir a consolidar el nivel tecnológico de la industria de defensa".
Y en último lugar, ha señalado la necesidad de "fijar planes sólidos a medio y largo plazo para la obtención y el mantenimiento de sistemas de forma que se cumplan con la previsibilidad necesaria" y así se pueda "facilitar el desarrollo de la industria de defensa".
En definitiva, Morenés se ha propuesto ante el Rey y el presidente del Gobierno "administrar bien la Defensa de España, con la dedicación plena, rigor y seriedad que esta fundamental tarea de gobierno requiere". Además, se ha comprometido a actuar "a través del consenso con el principal partido de la oposición", porque considera que la política de Defensa y la administración "rigurosa y previsible" de las Fuerzas Armadas "deben estar en el común de todos los españoles, porque sirven a todos ellos de igual forma y con el mismo ahínco".
"Las Fuerzas Armadas son las personas"
Al margen de la presentación de sus retos de su gestión, Morenés ha querido "centrar" su intervención en los militares, que "hacen de su vida una entrega continua, diaria y excepcional al servicio de los españoles". "Las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil son las personas que las componen, ellos proporcionan la fortaleza de su fondo y dan la imagen de su forma, lo hacen con el quehacer de cada día y con la entrega sin límite que demanda su servicio", ha dicho.
En particular, ha recordado a quienes se encuentran desplegados en el exterior y a los que "dieron su vida en el cumplimiento del deber" y que "merecen el mayor de los respetos". Morenés ha defendido la necesidad de guardar la memoria de los fallecidos y de mantener a los heridos "próximos a sus compañeros", porque esto "les proporcionará una forma de sustentar su vocación militar y les hará más útiles y reconocidos".
Morenés también ha destacado en su discurso que la seguridad de España está "más allá" de sus fronteras, pero "no solamente fuera de ellas". Así, ha afirmado que todos saben que "las más duras tareas" están lejos de sus bases, pero que "sin la dedicación constante y prolongada en territorio nacional a la necesaria preparación, nunca se llegaría a estar en condiciones de asumir con eficacia tan ingente servicio".
"Orientación muy española" en el exterior
Sobre la participación de España en operaciones multinacionales en el exterior, también ha señalado que las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil han mejorado sus procedimientos desde que participan en ellas con países aliados y han trabajado "mucho y bien". Además ha recalcado que estos militares han aportado "una orientación singular, muy española", que está "cargada de humanidad y de solidaridad".
"Porque, señor -ha dicho, dirigiéndose al Rey--, esas son las señas de identidad de nuestros militares de hoy, unos seres capaces, al mismo tiempo, de combatir y de llevar el espíritu solidario del pueblo español. Y lo hacen allá donde se les ha encomendado hacerlo y entregar el empeño hasta la vida".
Por todo esto, ha destacado que las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil son hoy "unas instituciones bien valoradas por los españoles", gracias a una "confianza que se han ganado con el trabajo diario y su puesta a la luz pública con la naturalidad que proporcionan las cosas bien hechas".
Además, en su intervención, Morenés ha garantizado que, desde su cargo, tratará de "preservar lo que son las Fuerzas Armadas hoy y gestionar las demandas del futuro", una combinación, que en su opinión los militares han sabido conjugar al "conservar sus tradiciones" mientras buscan "estar a la cabeza de los más avanzados conceptos tecnológicos y organizativos".
También ha asegurado que, en su gestión, se apoyará en los "valores que adornan a la Institución militar" y ha citado "la unidad, disciplina, jerarquía y obediencia", sin olvidar su "notable espíritu de iniciativa, de servicio y de sacrificio" que han demostrado "a lo largo de siglos".