Eurofighter ante la inminente decisión del gran programa de aviones de combate indio


La inminencia de la decisión del gobierno Indio sobre su programa de aviones de combate es tal que ésta puede hacerse pública en cualquier momento. El programa es de vital para Eurofighter, que ha volcado todos sus esfuerzos en esta campaña que confirmaría la compra de 126 aviones de combate, (más 74 opcionales) y cuyo desarrollo a futuro tendría todavía mayor repercusión para el vencedor.
Tras descartarse las ofertas de cazas polivalentes de Rusia (Sukhoi), Suecia (Grippen) y Estados Unidos (F-16 y F-18),  el Eurofighter y el Rafale (del fabricante francés  Dassault) son los dos grandes finalistas.  Si en términos de coste la adquisición de uno u otro aparato es muy similar, las capacidades y garantías en lo que a suministros se refiere del primero parecen fuera de toda duda, respaldadas por las ventas y sinergias de Eurofighter en diferentes países. Respecto a la primera cuestión, la relación potencia-peso de este avión le ha mostrado imbatible para operar en condiciones extremas, capítulo vital del que el Rafale no puede jactarse  en los mismos términos. Quizá  sea ésta una de las cuestiones tras las que se escondan los motivos por los que el francés ha quedado, sin más explicaciones públicas, finalmente descartado de ciertas campañas en que se daba como opción vencedora…
De confirmarse los buenos augurios para Eurofighter en India, en 2015 se entregaría el primer aparato, cumpliendo con las exigencias del nuevo  radar electrónico y misil Meteor impuestas por el Gobierno de este país y que la compañía ha confirmado está en disposición de asumir. Por otra parte, la obligatoria transferencia tecnológica, capítulo implícito ya a cualquier licitación en el exterior,  exigiría que un 60 por ciento de la fabricación tuviera lugar en India, si bien el contrato supondría la creación de cientos de empleos en Europa. En este sentido la compañía estima que el programa Eurofighter ha supuesto la creación de 100.000 puestos de trabajo en Europa, 22.000 sólo en España, e impulsado la formación de 400 empresas .
Liderada por Cassidian España, Corea del Sur es, por otro lado, la otra gran campaña del Eurofighter. Aunque inicialmente la decisión estaba prevista para verano de este año, ésta podría verse retrasada, por las elecciones en el país, a finales de 2012, lo que sí se ha confirmado  es la visita, el próximo verano, de pilotos de la Fuerza Aérea  de Corea a España para probar el aparato. La competencia en este caso tiene marcado carácter norteamericano, enfrentándose la opción europea al  JSF de Lockheed Martin y al  F-15 Silent Eagle de Boeing. Más allá, los esfuerzos de ventas de Eurofighter se centran hoy  de manera especial en dos países árabes: Oman y Qatar. También Bulgaria es objeto de atención de la empresa. Aunque América Latina sigue sin ser un mercado prioritario hoy por hoy, no es menos cierto que la revisión de la licitación del programa brasileño de aviones de combate  podría abrir a Eurofighter una puerta no contemplada en primera instancia.
Por otra parte, fuentes de la empresa confirmaron que se baraja la creación de una nueva área de actuación, aún embrionaria,  y destinada a coordinar la venta a terceros de algunos de los primeros aparatos Eurofighter integrados hoy en las fuerzas aéreas de los países socios del programa. Aunque  es un capítulo que está en estudio, para algunos mercados, como el latinoamericano, sin duda sería una opción de gran interés.