Gadafi tenía armas químicas no declaradas


El régimen de Muamar Gadafi tenía armas químicas no declaradas, según ha revelado este viernes la Organización para la Prohibición del Armamento Químico (OPCW, por sus siglas en inglés), confirmando así la revelación realizada el año pasado por el nuevo Gobierno interino libio.
   Un equipo de observadores de este organismo ha visitado Libia del 17 al 19 de enero para comprobar la información que había facilitado el Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, que gobierna el país desde la caída del régimen de Gadafi.
   El objetivo de la misión ha sido verificar la nueva declaración para comprobar el tipo y la cantidad del armamento químico y ayudar a las autoridades libias a determinar si hay otros materiales declarables en virtud de lo dispuesto por la Convención de Armamento Químico.
   Según han podido constatar los observadores, que han contado con la plena colaboración de las autoridades, el armamento consiste en agente de gas mostaza que no ha sido cargado en munición así como proyectiles de artillería que se ha comprobado que son municiones químicas y por tanto "declarables", explica la OPCW en un comunicado.
   "Todos los nuevos materiales declarables están almacenados en el depósito de Ruwagha, en el sureste de Libia, junto con cantidades de gas mostaza y precursores químicos que fueron declarados por el Gobierno de Gadafi cuando Libia se unió a la OPCW a principios de 2004", explica el organismo.
   El régimen de Gadafi destruyó el "54 por ciento del gas mostaza declarado y alrededor del 40 por ciento de los precursores químicos antes de que las operaciones tuvieran que suspenderse en febrero de 2011, cuando la instalación de desmantelamiento dejó de funcionar", precisa la OPCW. Ese mes fue cuando comenzaron las protestas contra el coronel libio que degeneraron en un conflicto armado que culminó con su muerte el pasado mes de octubre.
   Ahora, "Libia deberá presentar un plan detallado y una fecha para la conclusión de la destrucción de todos los materiales declarados a la OPCW antes del 29 de abril de 2012, fecha en que expira el plazo ampliado" que se había dado al país, precisa el organismo.