INDRA DESARROLLA UN AVIÓN LIGERO DE VIGILANCIA MARÍTIMA



• La compañía colabora en este proyecto con Tecnam, SELEX Galileo, FLIR Systems y Airborne Tecnologies 

• El objetivo es ofrecer una solución con la mejor relación coste de operación /capacidad de vigilancia

• Estará listo para entrar en servicio en 2012 y podrá vigilar zonas marítimas situadas entre las 50 y 200 millas de la costa 

Indra, la compañía de TI número 1 en España y una de las principales de Europa, trabaja en el desarrollo de un nuevo avión ligero de vigilancia marítima en colaboración con el fabricante de aeronaves italiano Tecnam, y las empresas SELEX Galileo, FLIR Systems y el instalador Airborne Tecnologies.

Estos cinco socios se han marcado como objetivo desarrollar un avión que ofrezca las capacidades de vigilancia más avanzadas al coste de adquisición y operación más competitivo. La aeronave estará preparada para desempeñar misiones de salvamento, protección de la flota pesquera, protección del medioambiente y vigilancia de tráfico ilegal de personas y drogas, entre otras. Estará lista para entrar en servicio a finales de 2012.

Esta aeronave cubrirá la exploración de zonas marítimas que los servicios de guardacostas suelen vigilar con helicópteros medios y lo hará a un coste mucho más reducido y con una eficacia muy superior, ya que estará dotada de un sistema completo de vigilancia marítima (radar, sistema AIS de identificación de buques y dispositivo electroóptico de última generación).

Para desarrollar una solución de estas características se ha seleccionado la plataforma P2006T de Tecnam. Este avión bimotor ligero es muy fácil de pilotar y emplea combustible convencional, lo que abarata enormemente el coste de la operación. Requiere además un mantenimiento mínimo y puede despegar y aterrizar en pistas improvisadas.

El avión será capaz de vigilar el área situada entre las 50 y 200 millas náuticas. Este espacio queda fuera del alcance de los sistemas de vigilancia costera y del de los helicópteros medios, que cubren hasta las 100 millas. Para cubrir esta zona con eficacia se precisan habitualmente aviones de patrulla marítima, mucho más caros de adquirir y con unos costes de mantenimiento y de operación mucho más elevados. 

El competitivo coste de esta nueva plataforma permitirá a las fuerzas responsables de las funciones de guardia costera y protección de la zona económica de exclusión adquirir las unidades necesarias para ejercer su labor en estas aguas. Al mismo tiempo, al reducir el coste de operación, se garantiza que puedan realizar las salidas que estimen convenientes de forma rutinaria.