Los JEMAD de la OTAN discuten el impacto de la nueva estructura de mando


Los jefes de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) de los países de la OTAN se reúnen este miércoles y jueves en la sede de la Alianza Atlántica en el marco del Comité Militar para discutir el impacto de la nueva estructura de mando y analizar la marcha de las operaciones en curso, especialmente las de Afganistán y Kosovo.

Se trata de la primera cita en la que participará el nuevo jefe de Estado Mayor de la Defensa español, el almirante general Fernando Sánchez García, ante sus colegas de la Alianza, según han avanzado fuentes aliadas que han confirmado su asistencia aunque no está previsto que haga declaraciones a la prensa, como es habitual en estos casos. Sánchez García asistirá a la reunión tras acompañar el nuevo ministro de Defensa, Pedro Morenés, en su primera visita a las tropas españolas en el exterior en Afganistán y Líbano.
La reunión en la OTAN será la primera al máximo nivel también con el nuevo presidente del Comité Militar del organismo de defensa euroatlántico, el general danés Knud Bartels, que asumió el cargo el pasado 2 de enero en sustitución del almirante italiano Giampaolo Di Paola, que se incorporó al nuevo Ejecutivo italiano de Mario Monti como ministro de Defensa.
El Comité Militar de la Alianza, que congrega a los máximos responsables militares aliados, suele reunirse a nivel de jefes de Estado Mayor de la Defensa dos veces al año. Constituye la máxima autoridad militar aliada y asesora directamente al secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen. La última vez que se reunió fue en Sevilla a finales de septiembre.
LA REFORMA DE LA ESTRUCTURA DE MANDO ALIADO
Según ha informado la Alianza en un comunicado, las máximas autoridades militares aliadas discutirán la reforma de la estructura de mando del organismo pactada el año pasado para garantizar una Alianza más eficaz para afrontar los nuevos desafíos de seguridad y más ágil a la hora de intervenir al reducir de once a siete los cuarteles generales de la estructura de mando militar y de catorce a tres las agencias de la OTAN, aunque una cuarta permanecerá abierta de manera temporal hasta 2014, cuando se revisará su situación.
En el marco de la reforma, España ha logrado que Torrejón de Ardoz (Madrid) acoja uno de los dos Centros Combinados de Operaciones Aéreas de la OTAN (CAOC, por sus siglas en inglés), capaces de asumir la dirección de misiones como la recientemente desplegada para imponer en Libia una zona de exclusión aérea, a cambio del cierre del cuartel general terrestre que acogía Retamares (Madrid). El centro que acogerá España estaba actualmente ubicado en Poggio Renático (Italia). El otro CAOC seguirá ubicado como hasta ahora en la localidad alemana de Uedem.
Además de Retamares, los aliados también acordaron cerrar el otro cuartel terrestre de la estructura de mando, ubicado hasta ahora en la localidad alemana de Heidelberg. A cambio, se abrirá un nuevo cuartel terrestre diferente y mucho más moderno en la localidad de Esmirna (Izmir), en Turquía.
Los JEMAD de los Veintiocho aliados mantendrán la semana que viene distintas discusiones en diversos formatos de reunión en las dos jornadas de trabajo con sus homólogos de distintos países socios, según ha informado la Alianza en un comunicado.
OPERACIONES
Así, los jefes de Estado Mayor discutirán con sus homólogos de países no aliados que contribuyen a las operaciones en Afganistán y Kosovo la evolución de ambas misiones. También participarán los dos comandantes estratégicos de la Alianza, el comandante supremo aliado en Europa (SACEUR), almirante estadounidense James Stavridis, y el comandante responsable de la Transformación aliada, general francés Stéphane Abrial.
En el caso de Afganistán, los máximos responsables militares analizarán con el comandante de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad(ISAF), general estadounidense John Allen, y el embajador civil aliado en el país asiático, Simon Gass, el proceso de transición en marcha que debe estar completado a finales de 2014, cuando las fuerzas de seguridad afganas deben asumir el control de todo el territorio del país, y el apoyo a largo plazo que seguirán prestando al país más allá de esta fecha, incluido en entrenamiento.
Morenés ha avanzado desde Afganistán que el Gobierno de Mariano Rajoy retrasará a octubre o noviembre, en todo caso hasta después del verano, el regreso de los primeros 150 de los más de 1.500 efectivos que componen el contingente español.
Respecto a la misión de la OTAN en Kosovo (KFOR), los aliados discutirán la situación sobre el terreno después del llamamiento del presidente serbio, Boris Tadic, para que los serbokosovares retiraran las barricadas que impedían la libertad de movimientos en el norte del país, una región de mayoría serbia, aunque fuentes militares aliadas han rechazado prejuzgar la posibilidad de que los aliados acuerden una reducción de tropas sobre el terreno la próxima semana.
En la discusión también participarán el comandante de la KFOR, el general de División alemán Erhard Drews, y el jefe de la misión policial y judicial de la UE en el territorio (EULEX), general francés Xavier Bout de Marnhac.
REUNIONES CON OTROS SOCIOS
Además, los JEMAD mantendrán otra reunión con sus homólogos del Diálogo Mediterráneo -- Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Marruecos, Mauritania y Túnez-- para discutir cómo reforzar su cooperación militar en línea con el objetivo de los aliados de reforzar los acuerdos de partenariado con terceros países y organismos internacionales como la ONU y la UE de cara a afrontar los nuevos desafíos de seguridad, al igual que con los socios del Consejo de Asociación Euroatlántico, foro de cooperación que reúne a los aliados con 22 países socios, incluidos Rusia, Georgia y Ucrania, los países de los Balcanes occidentales y otros como Suiza y Suecia.
Los JEMAD también tendrán la oportunidad de reunirse este miércoles con su homólogo ruso, general Nikolai Makarov, en el marco de una reunión del Consejo OTAN-Rusia para discutir cómo estrechar su cooperación práctica en los próximos años y discutir el programa de trabajo para el próximo año. La OTAN y Rusia aspiran a llegar a un acuerdo para cooperar en materia de defensa antimisiles, aunque todavía mantienen posturas divergentes al respecto.
El anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ofreció a Washington con el consenso del PP la base de Rota en Cádiz para acoger a cuatro buques estadounidenses dotados con el sistema interceptor de misiles AEGIS a partir de 2013 en el marco del sistema de defensa antimisil, algo muy criticado por Moscú. España y Estados Unidos deben negociar todavía los términos precisos de este despliegue.