Archivan la causa contra la cúpula militar de Trillo

Trillo (con corbata azul) visita el lugar del accidente del Yak-42


El juez Fernando Grande-Marlaska ha concluido la investigación del accidente del Yak-42 y ha decidido que no ve responsabilidad penal de la cúpula militar en el accidente del Yak-42 producido el 26 de mayo de 2003 en el que fallecieron 63 militares españoles que regresaban de cumplir su misión en Afganistán.

El magistrado considera que los mandos castrenses durante la etapa de Federico Trillo al frente del Ministerio de Defensa, no se les puede imputar un delito de homiciedio imprudente tal y como solicitaba la Fiscalía en el escrito de petición de apertura de juicio oral. Contra esta decisión cabe un recurso en el plazo de tres días.

No es la primera vez que Marlaska archiva una causa relacionada con el Yak-42. Ya ocurrió con la investigación sobre la identificación de los militares fallecidos que concluyo con la apertura de juicio tras revocar la decisión el Tribunal Supremo.

El magistrado no estima exigible a los seis imputados la planificación logística de la contratación del avión. Es decir, no ve responsabilidad penal porque en su opinión, la misión de los mandos militares es diferente a la adquisición del aparato. Además, concluye que la contratación de este tipo de aviones es un hecho habitual en los países de la OTAN.