Argentina denuncia en la ONU el incremento de la capacidad militar de Reino Unido en el Atlántico Sur


El ministro de Exteriores de Argentina, Héctor Timerman, ha denunciado este viernes en Naciones Unidas la "militarización" que ha emprendido Reino Unido en el Atlántico Sur y, en concreto, ha criticado que las autoridades británicas hayan "cuadriplicado" su "poderío naval" en la zona de las Malvinas y desplegado misiles con capacidad para llegar a la zona sur de Brasil.

   Timerman ha apostado por el "diálogo" durante su visita las oficinas de la ONU en Nueva York, pero al mismo tiempo ha recriminado a Londres que no haya aclarado las denuncias expresadas por el Gobierno argentino en los últimos días, en los que ambas partes se han cruzado constantes declaraciones.

   El jefe de la diplomacia argentina ha criticado el envío a la zona de un submarino nuclear británico del que ha mostrado fotografías a la prensa. "Argentina no va a aceptar que exista armamento nuclear en la zona de influencia de América Latina", según Timerman, quien ha añadido que no es "la primera vez" que Reino Unido traslada este tipo de equipos.

   Junto al submarino Vanguard, Timerman ha citado el buque 'MS Dauntless, "modernos aviones" como el Typhoon 2 y misiles Taurus como ejemplo del creciente despliegue militar. En este sentido, ha advertido de que además de "cuadruplicar" el "poderío naval", las autoridades británicas poseen misiles con 500 kilómetros de alcance.

   "Desde las Malvinas pueden atacar buena parte de Chile, todo Uruguay y hasta el sur de Brasil", ha alertado Timerman, para después señalar también que Reino Unido "controla no sólo el tráfico de entrada al Atlántico Sur sino todo el tráfico marítimo y aéreo que hay entre América del Sur y Sudáfrica".

   Timerman ha defendido en este escenario el papel de la ONU, "la organización por excelencia en defensa de la paz". El ministro ha entregado al presidente de turno del Consejo de Seguridad de la ONU, Kodjo Menan, la "denuncia" por "la militarización que lleva a cabo Reino Unido en el Atlántico Sur".

BAN ADVIERTE

   El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha instado  a los gobiernos de Argentina y Reino Unido a resolver mediante el diálogo las crecientes disputas en torno a las islas Malvinas, en un intento por evitar una "escalada" del conflicto.

   Ban recibió este viernes en Nueva York al ministro de Exteriores argentino, junto al que discutió los recientes acontecimientos relacionados con el archipiélago. El secretario general de la ONU trasladó a Timerman su "preocupación" por las declaraciones que se han cruzado ambos países.

   En este contexto, Ban ha ofrecido la colaboración de la organización internacional para aclarar la situación, según informa Naciones Unidas en un escueto comunicado. Timerman ha agradecido en sus declaraciones este gesto del máximo responsable de la ONU, a quien dijo que "tiene el 50 por ciento de su trabajo hecho" puesto que Argentina sí está dispuesta a sentarse a dialogar.

   Buenos Aires había adelantado que el ministro denunciaría ante Naciones Unidas la violación de unas 40 resoluciones en las que se llama al diálogo entre los dos países para resolver pacíficamente un conflicto que data de 1833, cuando se produjo la invasión militar.

   Las autoridades de las dos partes han protagonizado en los últimos meses un cruce de acusaciones a raíz de la decisión de Londres de iniciar trabajos de exploración de crudo y enviar un buque de guerra al archipiélago que reclama Buenos Aires desde hace décadas. La situación empeoró con la llegada del príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, a la islas para recibir entrenamiento militar.

   La mayoría de los países de la región se han alineado con el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y algunos han decidido prohibir que fondeen en sus puertos todos aquellos barcos con banderas de las Malvinas, acción que Reino Unido ve como un bloqueo de carácter político.