EEUU mantiene estrategia militar en Afganistán pese a violencia



Estados Unidos mantendrá su estrategia militar en Afganistán, pese a la violencia desencadenada tras la quema de ejemplares del Corán por soldados estadounidenses en ese país, afirmó el lunes el Pentágono.

El secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, y el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Martin Dempsey, consideran que los fundamentos de la estrategia militar en Afganistán "siguen siendo sólidos", explicó el portavoz del Pentágono George Little.

Estados Unidos no tiene la intención de reconsiderar el calendario de retirada de los soldados estadounidenses en Afganistán. Su compromiso de transferir la responsabilidad de la seguridad a las fuerzas afganas en 2014 es "inquebrantable", añadió Little.

La OTAN retiró a todos sus consejeros de los ministerios gubernamentales luego del ataque contra el ministerio del Interior en Kabul en el que murieron dos oficiales estadounidenses el sábado. Los disparos fueron revindicados por los talibanes, en respuesta al reciente incidente en que se quemaron ejemplares del Corán en una base estadounidense.

El lunes pasado, varios ejemplares del Corán confiscados a detenidos de la prisión de la base norteamericana de Bagram fueron incinerados, provocando cinco días de protestas antinorteamericanas en todo el país, que causaron la muerte de unas treinta personas y más de un centenar de heridos.