El patrullero ‘Rayo’ de la Armada española alcanzó el ecuador de su crucero de resistencia



Tras partir  el 16 de enero del Arsenal Militar de las Palmas para iniciar su crucero de resistencia, el buque de acción marítima (BAM) ‘Rayo’ continúa en aguas del Mediterráneo. La finalidad de estos ejercicios es probar los equipos, sistemas y equipamiento del buque durante un período continuado en la mar. Durante  los primeros días de navegación se ha puesto a prueba la condición marinera de este patrullero oceánico debido a los días de mar gruesa y viento por la proa soportados durante el tránsito desde Canarias a Palermo (Italia) -ciudad que alcanzó el día 23 de enero-. La situación meteorológica ha permitido, además, forzar las pruebas de los modos de propulsión diesel y eléctrico. 
La dotación del buque de la Armada está cumpliendo el programa de adiestramientos programados, como ejercicios de emergencias básicos de hombre al agua, fallo de gobierno, abandono de buque, incidencias de seguridad interior o ejercicios de control de la propulsión y planta eléctrica para conocer el máximo rendimiento del Sistema Integrado de Control de Plataforma. 


El ‘Rayo’ lleva también a bordo un equipo de Infantería de Marina que está participando en el desarrollo y confección de medidas de protección de la fuerza, así como en la instrucción del personal de dotación incluido en el Trozo de Visita y Registro, grupo encargado de la inspección apresamiento o inteligencia de otras embarcaciones en el marco de las operaciones de seguridad marítima.
El buque más moderno de la Armada española ha realizado durante el presente crucero ejercicios conjuntos con el patrullero ‘Atalaya’ en el mar de Alborán, de vigilancia marítima, trasbordo de pesos muy ligeros y comunicaciones.
El ‘Rayo’ es el segundo buque de acción marítima de los cuatro contratados por la Armada en su versión de patrullero oceánico. Su área de operaciones se extiende hasta las 3.500 millas, incluyendo zonas de aguas tropicales. Su misión será la protección de los espacios marítimos de interés nacional realizando labores de control y vigilancia de seguridad marítima.El buque, al mando del capitán de corbeta Vicente Rubio Bolivar, lleva una dotación de 35 personas. Tiene una eslora de 93,90 metros y una manga de 14,20 metros.B5