El Reino Unido empieza la construcción del segundo portaaviones clase 'Queen Elizabeth'


La producción del HMS 'Prince Of Wales', el segundo portaaviones de la clase Queen Elizabeth, se inicio este 16 de febrero en las instalaciones de BAE Systems en la base naval Portsmouth, futuro hogar de la clase Queen Elizabeth. Los trabajos en la sección delantera (proa) del casco, conocida como Bloque Inferior 02, comenzó cuando el comandante en jefe de la Flota británica, almirante George Zambellas, corto la primera chapa de acero en una ceremonia ocurrida en las instalaciones de la empresa. Esta amplia sección, que pesara aproximadamente 6.000 toneladas métricas al ser concluida, albergara los espacios para maquinas, almacenes y paneles de control, así como parte de las acomodaciones, incluyendo 85 cabinas. 

El almirante Zambellas, en la ocasión, afirmo: “Como comandante en jefe, estoy honrado y deleitado al haber sido elegido para el corte del acero que formara parte del grandioso casco del HMS 'Prince of Wales', el segundo de los nuevos porta-aviones de la Real Armada británica de 65.000 toneladas métricas. Junto al HMS 'Queen Elizabeth', estos dos navíos – cada uno de los cuales estará en servicio por más de 50 años – albergan el corazón de nuestra postura de seguridad nacional. Con los equipos que operaran desde estos navíos, serán los pilares de la habilidad del Reino Unido para proyectar poder en décadas por venir.” 

Mick Ord, director gerente del negocio de Buques Navales en BAE Systems, afirmo: “La cortadura del acero para el Bloque Inferior 02 demuestra el continuo progreso realizado en el programa de portaaviones. Como casa de la flota de superficie de la Real Armada, todos aquí están tremendamente orgullosos por estar involucrados en uno de los proyectos de ingeniería mas grandes en el Reino Unido y a la vez excitados porque los buques retornaran a su puerto base al ser completados.” 

Como un miembro de la Aircraft Carrier Alliance, BAE Systems esta trabajando en asociación con Babcock, Thales UK y el ministerio de Defensa del Reino Unido para entregar los más grandes y poderosos buques de guerra de superficie jamás construidos en el Reino Unido. La compañía tiene un rol líder en la gestión del programa Clase QE, así como un rol central en el diseño y construcción de estos buques. 

La construcción de la isla delantera, que controlara la navegación del buque y albergara el puente de comando, también está progresando en Portsmouth, mientras avanza simultáneamente los trabajos en el Bloque Inferior 02 y la sección de popa conocida como Bloque Inferior 05 del HMS Queen Elizabeth. El equipamiento de estas últimas dos secciones está bien avanzado, y los técnicos están concentrados en la preparación de los bloques para su tránsito a Rosyth, luego en este año, donde todas las unidades y secciones de los porta-aviones serán unidas para su ensamblaje en el dique seco. 

La integración y pruebas del sistema de misión del buque están actualmente en proceso en el Centro de Integración y Soporte de la empresa en Portsdown Hill, mientras que los equipos de ingenieros de BAE Systems y Thales están probando los sistemas de comunicaciones. En la región de Hampshire, Kempsafe Limited tiene contratos para la provisión de la cocina y equipos de lavandería y Selex Communications está involucrado en el diseño del Sistema de identificación Amigo-Enemigo (IFF). 

Un significativo plan de inversiones está siendo ejecutado para mejorar la base naval que será la sede de operaciones de ambos porta-aviones cuando ingresen al servicio activo. El proyecto, de un costo de aproximadamente £140 millones, incluye el dragado del canal existente hacia Portsmouth para hacerlo más profundo y ancho, y reforzamiento de los rompeolas de la base para facilitar el acceso para la clase Queen Elizabeth y los destructores Tipo 45. 

Cada portaavión, de 65.000 toneladas métricas, proveerá a las fuerzas armadas británicas de una base de 4 acres para operaciones militares, que puede ser desplegada a cualquier lugar del mundo. Los navíos serán lo suficientemente versátiles para ser utilizados para las operaciones de soporte a esfuerzos de guerra a la provisión de ayuda humanitaria y auxilio tras desastres naturales. 

La Clase QE será el núcleo de las capacidades militares del Reino Unido y rutinariamente operara con por lo menos 12 aviones furtivos F-35C JSF cada uno.