Putin promete al Ejército 400 misiles intercontinentales y 100 satélites en 10 años


Vladímir Putin

El primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, candidato a la presidencia del país en los comicios del próximo 4 de marzo, anunció que las Fuerzas Armadas rusas recibirán en la próxima década más de 400 misiles balísticos intercontinentales modernos, unos 100 satélites militares y 28 sistemas antiaéreos S-400.

En su nuevo artículo electoral, publicado este lunes en el diario Rossiyskaya Gazeta y esta vez dedicado a la seguridad nacional, Putin indicó que durante el mismo período el Ejército ruso será dotado de ocho submarinos estratégicos, una veintena de sumergibles multipropósito, más de 50 buques de guerra y más de 600 aviones modernos, incluidos cazas de quinta generación.
Además, entrarán en servicio con el Ejército más de un millar de helicópteros, 38 sistemas antiaéreos Vitiaz, 10 juegos del sistema de misiles Iskander-M, más de 2.300 tanques modernos, unos 2.000 cañones autopropulsados y más de 17.000 vehículos.

El jefe del Gobierno ruso afirmó que actualmente las Fuerzas Estratégicas del país cuentan con una “estabilidad y suficiencia aseguradas de sus componentes terrestre, marino y aéreo”.

“El porcentaje de sistemas de misiles de superficie ha aumentado en los últimos cuatro años del 13% al 25%. Continuará el reequipamiento de otros 10 regimientos de misiles con sistemas estratégicos Topol-M y Yars”, aseveró.

Según Putin, la Aviación de Largo Alcance de la Fuerza Aérea rusa conservará su flota de bombarderos estratégicos Tu-169 y Tu-95MC, aunque estos serán modernizados y equipados con un nuevo misil de crucero.


El primer ministro agregó que más de 250 unidades del Ejército ruso, incluidas 30 escuadras, ya han renovado su armamento, y que para 2020 el porcentaje de material moderno deberá alcanzar al menos 70%.
Anteriormente, algunos medios rusos expresaron temor de que la industria militar nacional no pueda reemplazar a tiempo unos 400 misiles intercontinentales que hacia 2020 quedarán fuera de servicio, por lo que el arsenal ruso de este tipo de armas podría reducirse más del doble.