Reino Unido defiende presencia de sus fuerzas militares en islas Malvinas

ANDINA/archivo

El Reino Unido defendió hoy la presencia de sus fuerzas armadas en las islas Malvinas y ratificó que la soberanía sobre esos territorios es británica, luego de que la presidenta argentina, Cristina Fernández, anunciara que su país presentará una protesta ante las Naciones Unidas por la presencia militar en el archipiélago.

"Nuestra posición ante este asunto no ha cambiado en todo este tiempo y es bastante clara. Sólo negociaremos la soberanía de las islas si sus habitantes quieran negociarla y eso no ocurre en estos momentos", indicó a un portavoz de la Misión del Reino Unido ante la ONU, según informó el diario argentino La Nación.
El portavoz recordó que el embajador británico ante Naciones Unidas presentó recientemente una carta ante el secretario general de las Naciones Unidas, BanK i-moon, con la finalidad de sentar la posición de su país sobre este tema ante la comunidad internacional.
Dicha carta, firmada por el embajador Mark Lyall Grant, señala que la presencia militar británica en las islas solo busca “defender los derechos y libertades de los habitantes de las islas para determinar su propio futuro político, social y económico”.
Asimismo, señala que cada seis meses, el Reino Unido ejecuta ejercicios militares de rutina con misiles de corto alcance en Malvinas.
"Lo ha hecho desde que estos misiles se desplegaron ahí en respuesta a la invasión de las Islas Falkland por parte de Argentina en 1982. Esos ejercicios no representan ningún cambio de la postura de defensa del Reino Unido en el Atlántico Sur", citó La Nación.
La opinión pública argentina condenó el envío de un moderno buque de guerra británico a las islas Malvinas y lo interpretó como una provocación del gobierno de ese país.
La critica arreció cuando se conoció que uno de los herederos de la corona británica, el príncipe Guillermo, llegó a las islas en misión militar.
En un anuncio desde la Casa Rosada, la presidenta Cristina Fernández anunció que denunciará ante la ONU la militarización británica del Atlántico Sur.
Argentina reclama la soberanía sobre Malvinas, territorio que fue ocupado por el Reino Unido a fines del siglo XIX.
Ambos países se enfrentaron en 1982 en una guerra por el control de las islas que dejó cerca de 900 muertos y que concluyó con la rendición incondicional argentina ante la superioridad militar británica.