Australia pide a Navantia que construya cinco bloques para su tercer destructor


 

La petición por parte del Ministerio de Defensa australiano a Navantia para que asuma la  construcción, en astilleros españoles, de  cinco bloques para el tercer destructor de su Armada, idénticos a los que se contrataron para el segundo destructor, está siendo valorada por los medios de comunicación australianos como una falta de confianza hacia su propia industria naval en favor de la capacidad de los astilleros españoles.

El pasado mes de diciembre, Navantia firmaba en Australia, en Adelaide,  el contrato para la construcción de los cinco bloques para el segundo destructor Air Warfare Destroyer (AWD) de la Marina de Australia, el 109, 103 y 101, que se realizan en las instalaciones de Ferrol, y el 107 y 105, en las instalaciones de Fene. Además y contratado con anterioridad para las tres unidades de AWD, también se construye el bloque 603 de la zona del domo del buque. La realización de estos bloques supone una carga de trabajo de 410.000 horas, que se verían multiplicadas de materializarse la nueva petición australiana para su tercer destructor.

Asimismo, en diciembre pasado se firmaba en Canberra el contrato para la construcción de 12 lanchas de desembarco del tipo LCM-1E para la Marina de Australia, idénticas a las entregadas a la Armada Española, entre 2007 y 2008, cuya carga de trabajo para la Bahía de Cádiz en los próximos años se estima en unas 350.000 horas.