India excluye a seis empresas de armamento de su mercado de defensa por sobornos


El 6 de marzo el gobierno de la India anunció que ha puesto en una lista negra, por un período de diez años, a seis empresas de armamento por su papel en el escándalo de sobornos de 2009.

Las empresas a las que se ha prohibido negociar con el Ministerio de Defensa son dos empresas locales y cuatro empresas de terceros países: Singapore Technologies Kinetics Ltd (STK), de Singapur; Rheinmetall Air Defence de Suiza; Israel Military Industries Ltd. (IMI)de Israel; y Corporation Defence (CDR) de Rusia. Las firmas locales son RK Machine Tools Ltd y TS Kisan and Co Private Ltd.

Según el informe del Ministerio de Defensa indio, la recomendación de incluirlas en la lista negra a las citadas empresas fue realizada por la Oficina Central de Investigación, debido a las pruebas obtenidas durante la investigación. Y la decisión de excluirlas fue tomada  por el gobierno una vez tenidas en cuenta las alegaciones de las empresas. 

El escándalo se produjo en 2009, cuando la policía india arrestó a un alto funcionario del Ministerio de Defensa por, supuestamente, haber aceptado sobornos de siete empresas. El gobierno indio suspendió los concursos valorados en 1.500 millones de dólares.  

Las adquisiciones de sistemas de defensa en India se han visto viciadas por aplazamientos, renegociaciones por sobrecostes y por escándalos, como el que saltó a la prensa en 1986, que implicó a la empresa  sueca Bofors AB por la venta de cañones de 155 y que condujo a la caída del gobierno del primer ministro Rajiv Gandhi.

El Ministerio de Defensa israelí mostró su sorpresa por la exclusión de IMI, porque no haber finalizado el proceso de alegaciones y señaló que el primer ministro consultaría con IMI sobre la posible respuesta a la decisión india.

STK, por su parte, ha indicado que, desde 2009, había ofrecido a las autoridades indias su cooperación para limpiar su nombre, incluyendo la presentación de su contabilidad y que había presentado tres recursos al Tribunal Supremo de Delhi y que buscarán asesoramiento legal en relación con la decisión sobre su exclusión. Por otra parte, STK señaló que no había obtenido ningún contrato ni con el Ministerio de Defensa ni con la Junta de Fabricación de Armamentos (Ordnance Factory Board, OFB).