Veinte militares británicos participaron en el rescate fallido de Nigeria


Veinte militares de las fuerzas especiales del Reino Unido participaron junto al Ejército nigeriano en el rescate fallido de un ciudadano británico y otro italiano que ayer concluyó con la muerte de ambos, informan hoy los medios británicos.
El británico Christopher McManus y el italiano Franco Lamolinara, trabajadores de la empresa de construcción italiana Stabilini Visinoni, fueron secuestrados el 12 de mayo pasado en la localidad nigeriana de Birnin Kebbi (noroeste) y ayer el primer ministro británico, David Cameron, reconoció que ambos murieron, al parecer "a manos de sus captores", cuando trataron de liberarlos.
La prensa británica aporta hoy más detalles sobre cómo se desarrolló la operación fallida de rescate, recomendada, según "The Guardian", por los servicios secretos británicos después de que el gabinete de crisis del Ejecutivo de Cameron, denominado "Comité Cobra", celebrara varias reuniones.
Ese rotativo indica que la misión para liberar a los dos rehenes estuvo liderada por el Servicio Especial del Ejército británico "Special Boat Service" (SBS) y contó con la participación de unos 20 efectivos británicos.
Una fuente del Gobierno del Reino Unido dijo a "The Guardian" que los secuestradores de los dos hombres se encuentran entre los "peores terroristas que hay que dependen de la red Al Qaeda".
"The Daily Telegraph" cita fuentes del ministerio de Defensa de este país que revelan que ese escuadrón especial del Ejército del Reino Unido "mató, al menos, a dos de los secuestradores durante una redada llevaba a cabo a plena luz del día en la ciudad de Sokoto, en el norte de Nigeria".
El Ejecutivo italiano explicó ayer en un comunicado que "se había verificado una aceleración imprevista (del rescate) y, ante el temor de un inminente peligro de vida para los secuestradores, la operación fue iniciada de modo autónomo por las autoridades nigerianas con el apoyo británico".
El presidente de la Comisión Parlamentaria de Control de los Servicios de Seguridad Italianos (COPASIR), Massimo D'Alema, anunció hoy que investigarán lo ocurrido y por qué no se informó al Gobierno italiano antes de que empezara la operación de rescate.
Pese a que no se facilitó la identidad de los secuestradores, todo apunta a la autoría de Boko Haram, un grupo terrorista nigeriano que lucha por instaurar la ley islámica en el norte de Nigeria, de mayoría musulmana, mientras que el sur es predominantemente cristiano.


Fuente: http://www.efe.com/