Venezuela despliega 15.000 militares en la frontera con Colombia, Brasil y Guyana

 


Unos 15.000 militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela han sido desplegados en la frontera con Colombia, Brasil y Guyana en el marco de la 'Operación Centinela', cuyo principal objetivo es desarticular las organizaciones de narcotraficantes y desmantelar los laboratorios de producción de droga, además de capturar a líderes guerrilleros que han instalado sus campamentos en las zonas selváticas.
   Tan sólo en el estado venezolano de Táchira (oeste), fronterizo con Colombia, han sido desplegados 2.000 militares, además de un número no determinado de agentes de Inteligencia, informó Henry Rangel Silva, ministro venezolano de Defensa y jefe de las Fuerzas Armadas.
   "Se hacen labores de inteligencia y patrullaje para detectar los posibles campamentos de procesamiento de droga, ya que por el tiempo se encuentran en el ciclo de siembra y algunas informaciones para llegar a estos sectores", explicó Rangel, en declaraciones citadas por la agencia estatal AVN.
   El Gobierno de Hugo Chávez ha ordenado activar un operativo de emergencia en Táchira, para dar con los responsables de la muerte de dos soldados venezolanos registrada la semana pasada en presuntos enfrentamientos con grupos criminales en el municipio de Rubio.
   Sin embargo, Rangel sostiene que la muerte de esos dos militares no está relacionada con los combates que a veces se presentan en la zona fronteriza con Colombia. "No se trató en ningún momento de un enfrentamiento de los tres oficiales con miembros un grupo irregular, fue un asesinato, ellos andaban de civil, no estaban identificados como miembros de la Fuerza Armada Nacional", ha asegurado.
   En este sentido, Rangel ha confirmado la captura de 17 personas, 14 de ellas colombianas, relacionadas con la muerte de estos dos militares. Los detenidos se encuentran recluidos en la sede de Procesamiento Militar del Centro Penitenciario de Occidente, a la espera de que las acciones que emprenderán las autoridades judiciales.
   Venezuela y Colombia comparten una frontera de 2.100 kilómetros en la que regularmente se registran enfrentamientos entre grupos guerrilleros, así como decomisos de importantes cantidades de drogas.
   La 'Operación Centinela' fue activada por primera vez a finales de 2009 y, hasta la fecha, ha logrado establecer 150 puestos de control en las zonas fronterizas, según ha precisado Rangel.