Morenés anuncia una reducción "coyuntural" del número de miembros de las Fuerzas Armadas



El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha anunciado este miércoles en el Congreso de los Diputados que la reorganización que el Departamento está planificando debido a la difícil situación económica "lleva a una coyuntural reducción" del número de miembros de las Fuerzas Armadas.

   Así lo ha explicado el ministro ante el Pleno del Congreso en respuesta a una interpelación del portavoz de Defensa de CiU, Jordi Xuclà, quien ha llamado a hacer un "mayor sacrificio" en el establecimiento del número de efectivos "necesarios" para la eficiencia del Ejército.

   Morenés no ha aclarado qué números está manejando el Ministerio, pero ha explicado que ésta es una de las conclusiones del informe solicitado al Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez.

   "He encargado al JEMAD --ha recordado--, que me dé un escenario para el año 25, pero escalonado y progresivo desde que tenga incidencia sobre todo en temas de eficiencia y eficacia de las Fuerzas Armadas, sin prejuzgar, aunque ya puedo decir que sí lleva a una coyuntural reducción del número de tropa y marinería, en general de miembros de las Fuerzas Armadas".

   Por el momento, la única reducción que se conoce es la de soldados y marineros, ya que el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado establece como nuevo límite máximo los 81.000 militares de tropa y marinería, que en 2011 estaba en 83.000. Según la Ley de la Carrera Militar, el número de miembros de las Fuerzas Armadas debe estar en una horquilla entre los 130.000 y los 140.000 militares.

   Fuentes del Ministerio de Defensa han indicado que el informe elaborado por el JEMAD todavía no es definitivo ni se ha aprobado de manera definitiva, sino que se están manejando borradores.

HORIZONTE "POR LO MENOS DE DIEZ AÑOS"

   En cualquier caso, Morenés ha aclarado también que, desde la orientación de la carrera de los militares, como desde el punto de vista del armamento y el material, Defensa tiene que "tener una visión a largo", que ha fijado en un escenario "por lo menos de diez años".

   "No se puede ir cambiando las situaciones de las carreras personales y la orientación de la defensa con espacios temporales menores, nos llevaría a un desconcierto general y a una situación como la que podríamos vivir si no llegamos a orientar esta política en un escenario por lo menos de diez años", ha explicado.

   Además de instar al ministro a "redimensionar" las Fuerzas Armadas, el diputado de CiU ha defendido la necesidad de plantearse la "utilidad de algunos cuarteles y bienes inmuebles" de la Defensa y de "revisar" los compromisos de adquisición de armamento y, en concreto, de los 19 programas especiales que acumulan una factura de más de 31.000 millones de euros.

CIU APOYA LA "CANCELACIÓN" DE PROGRAMAS

   En concreto, Xuclà ha garantizado al Gobierno el apoyo de CiU en la "reprogramación" e incluso "cancelación" de algunos de estos proyectos industriales, que, según ha dicho, han llevado a España a situarse en el décimo puesto a nivel mundial en gasto militar por habitante, algo que, a su juicio, "no parece razonable en el actual marco y contexto".

   "El gasto militar está por encima de nuestras posibilidades en este momento", ha recalcado el diputado nacionalista, que ha llamado al ministro a "afrontar este debate" de la reducción del gasto en defensa "sin miedo".

   Morenés ha replicado a Xuclà apuntando que el gasto de España en defensa no es "comparable" al de otros países de Europa y rechazando que la defensa esté "sobredimensionada en España", sino "más bien lo contrario". Además, ha remachado que es "un bien irrenunciable". "No es una política de adorno, es la responsabilidad de la seguridad y defensa del Estado", ha recalcado.

   No obstante, también ha reconocido el ministro que "debe gestionarse mejor" y, aunque ya se ha hecho "mucha tarea", ha admitido que hay que "hacer más cosas".

   Así, ha apuntado a la necesidad de buscar una mayor "eficiencia" en el uso de los recursos que hay. Morenés ha asegurado que Defensa es "solidaria" con la situación económica por la que pasa España y tiene la lucha contra el déficit como uno de sus "objetivos".

   Dicho esto, también ha hecho hincapié en que la reducción del gasto en Defensa no es "un objetivo que atienda a las necesidades españolas de la defensa, sino más bien producto de una solidaridad con otras políticas".