El negocio de las aeronaves no tripuladas sumará 69.000 millones esta década


Pelicano_Unvex

El mercado internacional de vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés) será en 2021 unos 3.400 millones de dólares mayor que en 2011. La cifra supone un aumento anual del 4,08% de promedio hasta esa fecha.

Actualmente el sector mueve alrededor de 7.100 millones de dólares en todo el mundo, y la previsión de la firma de investigación de mercados ICD Research, publicada por Defense Update, es que en 2021 alcance los 10.500 millones de dólares.

El estudio pronostica que el creciente negocio de los UAV responderá al incremento de la demanda de distintos países para atender su seguridad tanto interna como externa, a determinadas disputas territoriales y a las propias iniciativas de modernización adoptadas por fuerzas armadas de todo el mundo.

En conjunto, el mercado de vehículos aéreos no tripulados alcanzará un valor de 91.700 millones de dólares (unos 69.230 millones de euros) en el conjunto de esta década (entre 2001 y 2021), según el trabajo de ICD Research.

Los países de América del Norte y Europa se encuentran entre los principales compradores de UAV, y es probable que EE UU domine el mercado durante los próximos diez años. También se prevé que los países europeos aumenten su cuota de mercado, debido en gran parte a los esfuerzos de determinados países de este continente por mejorar las capacidades de estas aeronaves.

Además se espera una considerable inversión en vehículos aéreos no tripulados en las áreas de Asia y el Pacífico, debido principalmente a la tensa situación de seguridad que se vive en la región.

Los denominados UAV MALE (media altitud y larga duración) son los que más probablemente representarán la mayor proporción de gasto en el mercado internacional de vehículos aéreos durante el periodo pronosticado. Las características de estos vehículos serán previsiblemente superiores a los de otras categorías, aunque los HALE (alta altitud y larga duración) y TUAV (vehículo táctico aéreo no tripulado) también son dos categorías para los que se pronostica unos excelentes resultados durante los próximos años.

Entre los sistemas MALE ya disponibles en la actualidad se encuentra el Reaper de EE UU, y los israelíes Heron TP, Heron I y Hermes 900.

La industria militar está realizando importantes investigaciones para aumentar la resistencia y la capacidad de supervivencia de los UAV. En este sentido, por ejemplo, se ha incrementado la demanda de vehículos aéreos no tripulados movidos por energía solar, ya que ofrecen mejores costos de mantenimiento y son capaces de permanecer en el aire más tiempo, lo que les permite cubrir áreas más extensas.

También se está desarrollando con mayor dedicación el diseño de UAV capaces de operar en zonas de alto riesgo, como campos de batalla, entornos urbanos o bosques densos.

Por otra parte, el estudio, titulado El mercado global de UAV 2011-2021, recoge la influencia de la desaceleración económica mundial en la reducción de la mayoría de los principales presupuestos de defensa del mundo, incluidos EE UU, Francia, Alemania y Reino Unido. Estos recortes también están afectando a los UAV, de los que algunos proyectos han sido cancelados o retrasados indefinidamente.

Otro aspecto que dificulta el crecimiento del merado de UAV es el relativamente mayor índice de accidentes de estos aparatos respecto a los convencionales, debido a que el piloto que lleva el control remoto a menudo no puede acceder a información importante, como la velocidad del viento, al contrario de lo que ocurre con los tripulantes que viajan en los propios aparatos. Esta circunstancia impide un buen despliegue de UAV en misiones críticas, como las de combate, y está limitando su uso en el espacio aéreo compartido con la aviación civil.