Israel recibió el cuarto submarino Dolphin de Alemania


Israel recibió el cuarto submarino Dolphin de Alemania

En una ceremonia oficial en Kiel, Alemania, las autoridades germanas entregaron el cuarto submarino Dolphin a la Armada de Israel.

El Tanin (cocodrilo, en hebreo), es considerado uno de los submarinos más avanzados del mundo, y es el más caro que posee Tzáhal (Ejército de Defensa de Israel). La nave tiene programad atracar en el puerto de Haifa recién en 2013.

Según fuentes extranjeras, el Tanin tiene capacidades similares a otros submarinos que posee la Marina israelí, incluyendo la capacidad de portar misiles nucleares. Los avanzados dispositivos tecnológicos le permiten a este modelo, que es más grande, permanecer en alta mar durante períodos mucho más largos.

Un alto oficial de Defensa subrayó que Israel está a la vanguardia en relación a los sistemas de guerra marítima en la región.

"Además de los teatros regulares que precisamos defender, incluyendo Egipto, Siria, Líbano y la Franja de Gaza; también debemos proteger las exploraciones de gas en el mar. Por lo tanto, debemos cubrir un área mucho más amplia y nuestras operaciones deben tener lugar en varios teatros simultáneamente", señaló.
El director general del Ministerio de Defensa, dijo que la ceremonia reflejó los fuertes y únicos lazos entre Alemania e Israel. Oficiales israelíes y alemanes rompieron una botella de champagne sobre la nave, como gesto tradicional de buena suerte.

El ministro de Defensa, Ehud Barak, felicitó a su cartera y a Tzáhal, indicando que el nuevo submarino reforzará ampliamente las capacidades y la fortaleza del Estado de Israel y de sus fuerzas armadas. Mientras que el jefe del Estado Mayor, Benny Ganz, subrayó la importancia estratégica del submarino.

"La Armada y la flota de submarinos constituye una protección disuasiva y un arma estratégica para Tzáhal y el Estado de Israel", aseguró.

Un quinto submarino está actualmente en construcción y arribará a Israel en 2014. Recientemente, Alemania aprobó la venta de un sexto submarino, que está programada que llegue al puerto de Haifa en 2017.