La entrega del Tigre español a la base de Almagro se retrasa a final de año


El jefe del BHELA anuncia también la construcción próxima de seis nuevos hangares


Los seis helicópteros de ataque Trigre, pertenecientes a la unidad del BHELA-1 de Almagro, esperan nuevas unidades para finales de este año, según anunció el teniente coronel Alberto Javier García Romera en un encuentro con medios de comunicación. El calendario, por tanto, se retrasa según lo previsto ya que el mes de mayo estaba marcado en rojo en la base para dar la bienvenida a las primeras unidades de la versión española, exactamente el 707 y 708. Un modelo con las características solicitadas por el Ejército español porque se trata, en palabras del jefe del Bhela-1, de un helicóptero «polivalente y multirole» en el que otros países como Francia están optando por esta versión por su versatilidad en escenarios de guerrillas o insurgencia, como puede ser hoy Afganistán.

En la actualidad, la base cuenta con seis aparatos versión francesa HAP y que se irán sustituyendo por la HAD a medida que vayan llegando las 18 unidades, de un total de 24, que el estado español adquirió en 2003 por 1.300 millones de euros para la renovación de los 21 Bolkow, un helicóptero contracarro pensado para la «Guerra Fría», apuntó el teniente coronel Romera. Según avanzó el también Comandante Militar de Ciudad Real, está previsto que aparte de estos dos nuevos helicópteros, para los próximos años estén en su totalidad los 18 pendientes: «Cuatro en 2013, cinco más al año siguiente y los últimos siete para el 2015». Este calendario, avisó, está sujeto a cambios debido a que son proyectos que «se van desarrollando y actualizando constantemente». De hecho, uno de los prototipos ya está volando y ultimando la entrega a falta de más pruebas en el cañón spike, de fabricación israelí. Romera descarta que los recortes hayan podido dilatar la entrega ya que Tigre, al igual que el Eurofighter y el A-400 military, son los únicos programas con asignación presupuestaria.

Modernización de la base

En este sentido, al contrario de lo que puede ocurrir en otras unidades del Ejército español afectados por el recorte del casi 20%, la base de Almagro está en plena expansión por la llegada de los nuevos Tigre. Pronto comenzarán la construcción de seis hangares más para recibir los nuevos helicópteros: «La urbanización ya está hecha y ahora se levantarán seis boxes» para dar cabida al «mejor helicóptero de ataque del mundo» por delante, según el militar, del conocido Apache americano. Esto también permitirá que la población de la base aumente. En la actualidad hay 314 personas trabajando en las instalaciones militares entre cudadro de mandos, tropas y personal civil relacionados con la cocina, ingenieros de mantenimiento y del centro de simulación. Además, se prevé que se construya una pequeña pista y se amplíe el campo de vuelo.