La unidad de élite guatemalteca Kaibiles a la frontera con México



El gobierno del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, ordenó  el traslado de la “brigada” Kaibil a la frontera con México para hacer frente a la creciente presencia de los cárteles mexicanos de la droga, en particular Los Zetas.  El traslado de la unidad se espera se complete el 30 de junio, de acuerdo al coronel Rony Urízar, portavoz del Ministerio de la Defensa.  En realidad se trata de un batallón de 300 comandos, junto con elementos de apoyo, que suman otros 200 elementos.  Los Kaibiles son entrenados en operaciones de combate en condiciones selváticas, como aquellas existentes a lo largo de la frontera con México.  El grueso de los Kaibiles funciona básicamente al estilo de las unidades Ránger de los EEUU, operando en secciones de 16 hombres, subdivididos en equipos de 8 elementos.  Cada patrulla lleva una ametralladora MAG o un fusil de apoyo Galil LMG, y un lanzagranadas.  Dentro de la “brigada”, además del batallón de Kaibiles, existen pelotones de francotiradores, expertos en operaciones de búsqueda y destrucción, incursiones nocturnas y demoliciones.  Una compañía adicional de Kaibiles se especializa en rescate de rehenes y lucha de corto circuito.

La Brigada se reubicaría a Izabal en el 2009 .  Ahora los Kaibiles serán trasladados a unos 100 kilómetros de la frontera con México (Chiapas), en el poblado de El Subín, muy cerca del lugar donde el 15 de mayo de 2011, sicarios de Los Zetas masacraron y decapitaron 27 personas.  A los Kaibiles se les asignara una franja de unos 300 kilómetros cuadrados de selva, en el municipio fronterizo de La Libertad, lugar donde se detectan elementos de los carteles de Sinaloa y Los Zetas.  

La guerra contra las drogas ha transformado a las fuerzas especiales guatemaltecas, creándose nuevas unidades especializadas a partir de los Kaibiles.  Se especifica que efectivamente el termino primero se refería solo a un curso de operaciones especiales, eventualmente evolucionando en fuerzas de choque hasta llegar a la presente organización.  El Curso Kaibil, todavía parte del organigrama de la “Brigada” ha servido de punto de partida para la formación de otras elites.  Es así como en marzo del 2009 se establecía la Fuerza de Intervención Aérea, Antinarcótica y Terrorismo (FIAAT), integrada por 49 miembros.  Dicha unidad consiste de un grupo especial compuesto por 24 agentes del Servicio de Análisis e Información Antinarcótica de la Policía Nacional Civil (PNC) y por 25 militares de la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG) y de la Fuerza Especial Naval (FEN).  El FIAAT se responsabiliza por combate contra el narcotráfico y el terrorismo, con capacidades proporcionadas por los Kaibiles, y capacitación adicional por parte de la Unidad Táctica de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.  

Se ha especializado también un grupo de pilotos, quienes operan los Huey-II de la FAG.  Efectivamente en marzo del corriente, éstos estuvieron envueltos en una operación conjunta que envolvió el traslado de 46 sacos con 1105 kilos de cocaína confiscada al crimen organizado desde la Base Naval del Caribe hacia el aeropuerto de Puerto Barrios, Izabal, bajo fuertes medidas de seguridad y la custodia por parte de los Kaibiles.  La operación la emprenderían tres helicópteros de la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG), y varias auto-patrullas, de la Dirección de Análisis e Información Antidrogas (DAIA), Fuerzas Especiales Policíacas (FEP) y del grupo de Acción Rápida (GAR) de la Policía Nacional Civil (PNC) y agentes antinarcóticos DEA de los Estados Unidos, todos fuertemente armados, mientras que los Kaibiles aseguraban el perímetro.  La droga se colocó en dos de los helicópteros, mientras que el tercero escoltaba la carga.  

Días antes, elementos de la Fuerza Naval Especial (FEN) habían incautado 156 kilos de cocaína, valorados en 15.600.000 quetzales, después de una persecución de dos lanchas en aguas del Pacífico.  Las lanchas serian interceptadas en los alrededores de la playa en la aldea Churirín, Mazatenango, Suchitepéquez.  Además de las FEN, la operación había requerido la coordinación de un equipo de la Sección de Asuntos Narcóticos (NAS) de la Embajada de Estados Unidos y elementos de la Fuerza Interinstitucional Antinarcótica y Antiterrorista.  En enero del 2009 el Comando Sur de los Estados Unidos entregaba las primeras tres interceptoras navales del tipo Justice para las operaciones especificas del FEN en el  Comando Naval del Pacífico, unos 75 km al sur de la capital.  A principios del 2012 se entregaban otras tres al Comando Naval del Atlántico, poniendo en total 8 de estas unidades, de 10 proyectadas, en operaciones, junto con 10 del tipo Eduardoño.  Efectivamente, las FEN han probado bastante efectivas, y a eso que el gobierno del presidente Pérez Molina propone su incremento y expansión a operaciones en el Atlántico.  La Fuerza Especial Naval es precisamente otro comando que ha partido de los Kaibiles, y hoy día esta conformado por 80 operadores navales quienes han recibido capacitación adicional por parte de equipos móviles de entrenamiento (MTT) de la Fuerza de Asistencia en Seguridad, SEALs, y Recon de los EEUU.  

Entre otros planes, el Ministerio de la Defensa estudia la creación de una nueva unidad mixta, compuesta por militares y policías, que operará en la zona de Tecún Umán, vecina a la Ciudad Hidalgo, Chiapas, México.  Así mismo, parecen haberse incorporado nuevos equipos, a incluirse vehículos Humvee hasta sus versiones M1151/M1165.  El despliegue de Kaibiles y otros militares de élite a la frontera con México seria una de las promesas de campaña del presidente Otto Pérez Molina, quien es graduado del  curso Kaibil.