El UAV de la compañía Boeing “Phantom Eye” realiza su primer vuelo con éxito




El 1 de junio de 2012 el vehículo aéreo no tripulado Phantom Eye completó su primer vuelo autónomo desde el Centro de Investigación de Vuelo Dryden de la NASA hasta la Base Aérea Edwards, California.

El vuelo de 28 minutos comenzó a las 6:22 am hora del Pacífico, la novedad es que esta aeronave está propulsada mediante un motor de hidrógeno líquido. El Phantom Eye alcanzó una altitud de 1244 metros y alcanzó una velocidad de crucero de 115 km/h. En la maniobra de aterrizaje el vehículo sufrió algunos daños  ya que el tren de aterrizaje se hundió en la orilla de un lago cercano.

“Este día marca el comienzo de una nueva era en la inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR), donde un avión no tripulado permanecerá en vuelo durante varios días proporcionando una información y unos servicios esenciales”, dijo Darryl Davis, presidente de Boeing Phantom Works.

El vuelo tuvo lugar tras una serie de pruebas en el mes de abril para la validación de la orientación en tierra, navegación y control, planificación de la misión, la interfaz de piloto y los procedimientos operativos.

“Este vuelo ha demostrado la gran capacidad de maniobrabilidad de esta aeronave “, dijo el Gerente del Programa Phantom Eye, Drew Mallow. ”El equipo está analizando los datos de esta primera misión y ya estamos preparando el próximo vuelo”.

Este innovador vehículo no tripulado además es respetuoso con el medio ambiente ya que su sistema de propulsión es mediante un   motor cuya fuente de energía es hidrógeno líquido lo que le permitirá permanecer en el aire durante un máximo de cuatro días, proporcionando una vigilancia permanente sobre grandes áreas. Con una envergadura de 45 metros, una carga de pago de hasta 205 kg, podrá alcanzar una altura máxima de 19000 metros, creando como único residuo agua.