El UCAS X-47B ha finalizado con éxito los primeros ensayos en vuelo



La primera etapa de los ensayos de aeronavegabilidad realizados por técnicos de Northrop Grumman y la US Navy, concluyó exitosamente durante mayo en la Base Edwards de la USAF, en California.

Estas pruebas iniciales comprendieron 23 vuelos realizados por los dos prototipos construidos hasta ahora. Según un comunicado de la constructora, las pruebas demostraron las cualidades del X-47B en todas las velocidades, pesos y altitudes requeridas en el programa de la US Navy, incluyendo maniobras específicas para operaciones desde portaaviones. Durante los ensayos, completó un aterrizaje autónomo “touch-and-go” (que puede verse en el video), además de la extensión y retracción de un gancho de cola, y la realización de aterrizajes en una configuración de gran peso, entre otras pruebas.

El equipo de Northrop Grumman está ultimando el software que se requiere para estos ensayos que incluirán lanzamientos de catapulta, aterrizajes con mecanismos de frenado, y el manejo a distancia de la aeronave sobre cubierta. Actualmente se están realizando pruebas de interferencia electromagnética, para verificar que el diseño de la aeronave es compatible con el medio ambiente electromagnético de un portaaviones.

Con un largo de 11,6 m, una envergadura de 18,9 m (con las alas plegadas 9,4 m) y una altura de 3,1 metros, el X-47B tiene un peso vacío de 6.350 kg, y un peso máximo de despegue de 20.000 kg. Cuenta con dos compartimentos internos con capacidad para 2.000 kg de armamentos, y tendrá capacidad para reabastecimiento en vuelo. Construido en materiales compuestos, y propulsado por un motor PW F100-220U turbofan, fue diseñado para operar a 12.000 m, con una velocidad de crucero de Mach 0,45 y un alcance de 4.000 km.