Fuerza Aérea de Rusia comienza maniobras a gran escala en el Ártico



Unos 30 aviones de la Fuerza Aérea de Rusia, incluidos bombarderos estratégicos, participan en los ejercicios militares que comenzaron en la zona del océano Glacial Ártico, comunicó hoy el portavoz de la Fuerza Aérea, teniente coronel Vladímir Deriabin.
"El objetivo principal de los ejercicios será practicar la interacción entre las tripulaciones de las aviaciones estratégica, táctica y especial", comentó.
En las maniobras participan bombarderos estratégicos Tu-160 y Tu-95MS, cazas Su-27, interceptores MiG-31, aviones nodriza IL-78 y aviones de alerta temprana A-50, así como unos 200 militares.
En julio de 2011, el ministro ruso de Defensa, Anatoli Serdiukov, anunció planes de crear dos brigadas de aviación para proteger los intereses  de Rusia en el Ártico.
"Las brigadas serían emplazadas en Múrmansk, Arjánguelsk o algún otro lugar", dijo el ministro. En este caso, Rusia aprovechará la experiencia acumulada por Finlandia, Noruega o Suecia.
A finales de mayo, el Comandante de las unidades aéreas de la Región Militar Occidental, general Ígor Mákushev, declaró que los militares de esta región comenzarán en 2012 los preparativos para regresar a los aeródromos árticos. Estos aeródromos eran aprovechados intensamente por la aviación militar aún en los tiempos soviéticos, pero después fueron abandonados.
Rusia planea construir en el Ártico una veintena de puestos fronterizos en el marco de un programa federal especial. En cada uno de los puestos fronterizos prestarán servicio hasta 20 efectivos.