El UAS Barracuda realiza nuevos vuelos de prueba



Cassidian ha realizado una serie de vuelos de prueba del Barracuda, el demostrador tecnológico de un sistema aéreo no tripulado (UAS) en Canadá.

El demostrador completó cinco vuelos de prueba en junio y julio en el contexto del programa de investigación y desarrollo "Agile UAV in a Network Centric Environment" (Agile UAV-NCE). En el programa el Barracuda tenia que volar con otro UAV, que fue simulado por un avión transformado Learjet. 

Los dos aviones realizaron misiones, con distintos perfiles, que eran coordinados y sincronizados entre sí de forma autónoma.

El demostrador Barracuda está diseñado como banco de pruebas de tecnologías, con estructura modular y configuración flexible, que le permite probar una amplia variedad de sistemas y de perfiles de vuelo y que se comprueben una amplia variedad de requisitos de misión. El sistema de aviónica se desarrolló como una estructura modular y abierta que permite que se integren en el demostrador un amplio número sensores y de soluciones de enlace de datos. En la bodega de carga del Barracuda pueden integrarse sensores electro-ópticos e infrarrojos, designadores láser de objetivos, un sistema localizador de emisores (ELS) que consta de detectores de señales radio-magnéticas y un radar de apertura sintética.

Los vuelos de prueba han proporcionado información relevante sobre el empleo de varios UAS enlazados en red, que distribuyen sus papeles de forma autónoma entre ellos en complejos escenarios de misión. La distribución de papeles fue definida previamente en cada caso.

La coordinación entre los dos UAS estaba en gran medida automatizada. Sin embargo, sus misiones podían adaptarse descargando datos de la nueva misión mientras el avión estaba sobrevolando su zona de operaciones, mediante el enlace de datos centrado en la red. Los ingenieros de los vuelos de prueba transmitieron no sólo los puntos de ruta, sino segmentos completos de la misión, desde las estaciones terrestres a los UAS en vuelo, que inmediatamente respondieron a las nuevas instrucciones.

Durante la campaña de pruebas de 2012 en la región de Goose Bay, en la provincia de Terranova y Labrador de Canadá, el Barracuda voló de forma completamente autónoma a lo largo de perfiles de vuelo preprogramados, y ambos aviones fueron monitorizados desde la estación terrestre exclusivamente para su seguridad en vuelo.