ESPAÑA: El coste de las misiones militares ha pasado de 18 a 861 millones en 20 años


El coste de las misiones militares ha pasado de 18 a 861 millones en 20 años

Estas cifras se recogen en el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas sobre la participación de las Fuerzas Armadas en misiones internacionales en 2009 y 2010, al que ha tenido acceso Efe.

El Tribunal de Cuentas señala que el gasto en las misiones en estos dos ejercicios fueron de 713,5 millones de euros y de 787,9 millones, respectivamente.

A este dato se une el coste que supusieron para las arcas públicas las diferentes operaciones de paz durante 2011, que se elevó a 861 millones, un 8,6 por ciento más respecto al anterior ejercicio.

El órgano fiscalizador recuerda que desde 1989, año en que se llevó a cabo la primera misión española en el extranjero en Bosnia, hasta la actualidad, la participación en estas operaciones fue de 18 millones, computados ya en 1990.

En los dos ejercicios evaluados en su informe (2009 y 2010), la misión más costosa fue la de Afganistán, con un importe de 378,6 y 464,1 millones, respectivamente, seguida de la del Líbano, con 165,4 y 173,1 millones.

La operación Atalanta de lucha contra la piratería en aguas de Somalia costó 142,4 millones en esos dos años, por delante de la de Bosnia, con un gasto total de 73,4 millones.

En 2009, concluyó la misión en Kosovo con un presupuesto de 51 millones de euros.

En Haití, a la operación de ayuda humanitaria llevada a cabo en 2010 debido al terremoto se destinaron 21,2 millones de euros, casi el doble que a la de Chad, con 11 millones.

A estas misiones, se une el coste de los observadores de la ONU y otras operaciones, que se cifró en 10,8 millones en 2010 y de nueve, en 2009.

El Tribunal de Cuentas vuelve a reprochar al Ministerio de Defensa la "falta de rigor y realismo" a la hora de presupuestar el gasto de las operaciones.

En 2009, el crédito inicial para el conjunto de las misiones fue de 14,3 millones de euros y la liquidación final se elevó hasta los 713,5 millones.

Al año siguiente, la previsión fue de 14,3 millones de euros y el gasto final de 787,9 millones.

En opinión del Tribunal, la aprobación de sucesivos créditos para sufragar las misiones en cada ejercicio "origina una carga de trabajo extraordinaria para las unidades encargadas de su tramitación y da lugar a una gestión extraordinariamente laboriosa, confusa y formalmente irregular".

Otra observación que se hace en el informe es el "desproporcionado número de órganos de contratación" que hay en las distintas unidades del Ministerio de Defensa y de los tres Ejércitos.

El órgano fiscalizador valora que Defensa adoptara en 2011 medidas para racionalizar los procedimientos de contratación.

El Tribunal también recomienda a este departamento renovar su convenio con la empresa estatal Navantia al haber detectado "diversas irregularidades formales y materiales, tanto en su procedimiento de elaboración como en su régimen económico".

Este convenio, firmado en 2001, establece las condiciones en que Navantia realiza las actividades de construcción y sostenimiento de la fuerza naval que le encomiende Defensa.

Fuente: EFE