ESPAÑA: El «Juan Carlos I» abre sus puertas a los portugueses


El «Juan Carlos I» abre sus puertas a los portugueses

EL mayor barco de la Armada española, el buque de proyección estratégica «Juan Carlos I» abrió hoy sus puertas al público en Lisboa, el segundo puerto extranjero en el que atraca desde que se puso en pleno funcionamiento a finales de 2010.
El buque permanece hasta el domingo en la orilla del río Tajo -cuya presencia destaca en pleno centro de la capital- y está disponible para visitas guiadas por la cubierta y el interior de las once plantas del barco.
El lunes zarpa hacia Galicia, donde termina un mes de maniobras y prácticas en alta mar dirigidas a 150 alumnos de la Escuela Naval Militar.
El navío, de 231 metros de eslora, 32 de manga y 58 metros de altura, está operativo desde 2010, pero sólo había atracado en un puerto extranjero en Estambul (Turquía) durante el período de pruebas.
Sirve como portaaviones, garaje de carga ligera, hangar y almacén de vehículos pesados anfibios, como carros de combate que pueden desembarcar desde el propio dique del barco.
«Es un buque muy flexible y lo que nosotros llamamos multipropósito, porque es como cuatro barcos en uno», explicó a los periodistas el oficial de prensa del buque, Francisco Díaz.
Está preparado para expediciones humanitarias, transporte de equipamiento para cualquier ejército, portaaviones y dique de vehículos de tierra y mar.
Esta polivalencia convierte al barco en «único en su género a nivel mundial», aseguró Díaz, además de su gran capacidad de carga en operaciones estratégicas.
«Si se procediese a un repliegue de las tropas en Afganistán, este barco puede traer a todas nuestras tropas y equipamiento», precisó Díaz.
En total tiene 5.000 metros cuadrados de cubierta, puede desplazar hasta 26.000 toneladas y almacenar entre 20 y 30 aeronaves, así como unos 45 carros de combate y camiones.
Forma parte del Grupo II de la Fuerza de Acción Naval de la Armada España y está preparado para transportar hasta 1.435 personas.
Una de sus funciones principales es su capacidad de intervención en situaciones de emergencia o desastres naturales, sobre todo por tener un hospital equipado con dos quirófanos, ocho unidades de cuidados intensivos y una zona de hospitalización con catorce camas.
El diseño del portaaviones, con una cubierta de vuelo de 202,9 metros de longitud y 32 de anchura, está basada en el modelo del buque Príncipe de Asturias, al que puede sustituir en sus funciones.
El buque tiene previsto volver a la base de Rota el 13 de julio, y terminar así la travesía de adiestramiento, en la que también atracó en Alicante y Cartagena.