Fuerza Aérea Colombiana reitera que avión militar no fue derribado por las FARC


Fuerza Aérea Colombiana reitera que avión militar no fue derribado por las FARC

La Fuerza Aérea Colombiana (FAC) reiteró que el avión Súper Tucano, que se precipitó a tierra en la región del Cauca el pasado 11 de julio, se accidentó y no fue derribado por las FARC, al tiempo que anunció el envío de la caja negra a Brasil para su análisis.

Así lo indicó el segundo comandante de la FAC, el general Flavio Ulloa Echeverry, tras los análisis de expertos de esa fuerza, y subrayó que el aparato "no fue impactado" ni derribado como lo sugirieron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El aparato, construido por la empresa brasileña Embraer, "no fue impactado por ningún objeto o proyectil y se descartó que haya sido derribado", insistió el general Ulloa a los medios locales, aunque en ningún momento citó a las FARC.

El Súper Tucano acompañaba con vuelos previos una visita de urgencia del presidente Juan Manuel Santos al municipio de Toribío, en el Cauca, a un consejo de seguridad ante la protesta de indígenas del pueblo Nasa que habita la región y que exigen la salida de los grupos armados y el Ejercito de sus territorios ancestrales.