R.Unido. Reino Unido encarga a Airbus Military un simulador del A400M, valorado en 63 millones



El Ministerio de Defensa británico, en colaboración con la Organización Conjunta en Materia de Coordinación de Armamento (Occar), ha realizado a Airbus Military un pedido para abastecer el primer simulador completo de vuelo (FFS) del programa A400M en Reino Unido.

El contrato, valorado en alrededor de 50 millones de libras esterlinas (63 millones de euros), también incluye un sistema de apoyo Simulator (SSS), de forma que sus capacidades se aprovecharán al máximo para entrenamiento de vuelo y ensayos de la misión militar.

El simulador se ubicará en la base de la Real Fuerza Aérea británica (RAF, por sus siglas en inglés) en Brize Norton, donde los 22 aviones A400M encargados por Reino Unido tendrán su base, y será entregado en la primavera de 2014, antes de la primera entrega del avión a Reino Unido, prevista para después de 2014.

Airbus Military adquirirá el simulador de Thales Training & Simulation Ltd (TTSL), parte de la filial Thales en Reino Unido, mientras que el fabricante suministrará las piezas de aviones y equipos, además de un paquete de datos y software para permitir que el simulador para reproducir con precisión de vuelo del A400M y las características de la misión. CUARTO SIMULADOR.

El mantenimiento del simulador lo desarrollará una 'joint venture' formada por Airbus Military y Thales. Airbus Military y Thales han estado cooperando desde febrero de 2007, sobre el simulador y el sistema de apoyo y servicios del A400M de capacitación para Francia y Reino Unido.

En su fabricación se empleará la tecnología de movimiento desarrollada por Thales y será producido en Crawley, Reino Unido, lo que generará 50 puestos de trabajo.

Este será el cuarto simulador de este tipo que se produce. El primero está ubicado en el Centro Internacional de Formación de Airbus Military en Sevilla, el segundo en Francia y el tercero en Alemania. Se prevé que simuladores adicionales sean encargados por los países clientes del A400M, lo que representará una inversión significativa en tecnología y puestos de trabajo en Reino Unido.

Fuente: EUROPA PRESS