Entra en servicio el primer portaaviones de China



El primer portaaviones de China fue entregado e incorporado hoy martes a la Armada del Ejército Popular de Liberación (EPL) del país después de pasar por años de reajustes y pruebas de navegación.

En presencia del presidente Hu Jintao y del primer ministro,Wen Jiabao, el portaaviones fue entregado oficialmente a la Armada por el contratista principal, la Corporación de Industria de la Construcción Naval de China, en una ceremonia celebrada en una base naval en la ciudad nororiental china de Dalian.

 

El presidente Hu, también jefe de la Comisión Militar Central (CMC), entregó una bandera del EPL y el certificado con el nombre del buque a la unidad naval que a cargo del mismo.

El portaaviones, conocido antes como Varyag y de fabricación soviética, fue rebautizado Liaoning y pasó por largos períodos de reparaciones y mantenimiento para reinstalar los motores y armas, así como un año de navegación en pruebas.


Con la ceremonia de hoy, China se ha convertido en el décimo país del mundo y el último de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU en poseer un portaaviones en activo.

El primer ministro Wen dijo al realizar la lectura de una carta de felicitación enviada por las autoridades centrales, que el primer portaaviones en activo de China tiene un "profundo significado y simbolismo a la hora de promover el patrionismo, el espíritu nacional y gestionar las tecnologías de la defensa nacional".


"Esto también es muy significativo para reforzar los recursos de la defensa nacional y el poder integral de la nación", agregó Wen.

"El desarrollo del primer portaaviones de China fue una importante decisión estratégica tomada por el Partido Comunista de China (PCCh), el Consejo de Estado (gabinete) y la Comisión Militar Central", señaló el primer ministro.

 

"La entrega y la puesta en servicio del primer portaaviones es un hito en la historia del EPL y representa un avance sustancial en el desarrollo de las armas y equipos de China, así como en la modernización de su defensa nacional".

Después de la ceremonia de entrega, el jefe de Estado chino subió al portaaviones, que estaba engalanado de acuerdo con la ocasión, y pasó revista a la guardia de honor de la Armada.

El presidente Hu expresó su aprecio por la construcción del buque Liaoning y ordenó a la Armada y a otros institutos de investigación pertinentes que continúen trabajando como hasta ahora.

El presidente y el primer ministro visitaron luego la cubierta de aterrizaje y algunas cabinas, donde conversaron con marineros, científicos e ingenieros que desarrollaron el portaaviones.

Según la CMC, tras su incorporación a la Armada, el portaaviones servirá como base para la investigación científica y entrenamientos militares.

 

"El Departamento General de Armamentos, la Armada y todos los camaradas que participan en el programa del portaaviones deben aportar su granito de arena a la construcción de armamento de China y a la salvaguardia de la soberanía, seguridad e integridad territorial de la nación", destacó Wen.

"La nación y el pueblo dan las gracias a todos los involucrados en el programa del portaaviones", dijo Wen.
 

Durante su visita, Hu y Wen estuvieron acompañados de los vicepresidentes de la CMC, Guo Boxiong y Xu Caihou, del secretario general del Consejo de Estado, Ma Kai, del director del Departamento General de Armamentos, Chang Wanquan, y del comandante de la Armada, Wu Shengli.

China anunció el lanzamiento de su programa de portaaviones en julio de 2011, cuando el portaaviones fue anclado en Dalian para realizar reparaciones e reinstalaciones. Dalian se encuentra en el extremo sur de la provincia nororiental de Liaoning.